digital 980x280px 6c788 


Disminución de los ingresos, aumentos de los gastos, imposibilidad para hacer frente a los gastos corrientes, llegar a fin de mes o sobrevivir con apenas 400€ mensuales, son algunas de las consecuencias derivadas del diagnóstico del cáncer que provocan pobreza y desigualdad en España. Según un informe de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), "Pobreza, COVID y cáncer: un triple frente para los más vulnerables", esta situación de extrema vulnerabilidad afectaría a más de 130.000 pacientes en España.

Del total de personas con cáncer en situación de vulnerabilidad, el 32% se encuentra en situación de incapacidad temporal o baja médica con una disminución del 25% del salario mensual; un 12% son autónomos, al cotizar el 80% por la base mínima pueden quedarles alrededor de 400€ mensuales para hacer frente al día a día; un 11% son parados o están en situación de ERTE y el 28% restante su actividad se encuentra vinculada a la economía sumergida o fuera del mercado de trabajo regular. No hay que olvidar que los hogares se ven afectados ya que la situación de los pacientes incide en toda la familia.

En Cádiz, una provincia con altos índices de desempleo, el cáncer agrava la situación de las personas que lo padecen.  En 2020, el cáncer afectó a 396 desempleados de la provincia, mientras que 76 de los nuevos diagnosticados tenían un nivel de renta igual o menor al salario mínimo interprofesional.

Entre los recursos con los que las personas en situación de vulnerabilidad con cáncer de la provincia cuentan cuando acuden a la AECC, destaca la atención social (servicios de información, valoración y orientación) de los diferentes recursos internos (propios de la AECC) como externos: prestaciones económicas, recursos laborales, subsidios y coordinación con diferentes entidades sociales tanto públicas como privadas y derivación al servicio jurídico laboral.

 

Las voces del cáncer exponen una realidad poco conocida

En un encuentro informativo, cuatro pacientes, con sus testimonios, mostraron la otra realidad del cáncer poco conocida por la sociedad española. Cristina, Antonia, Carlota y Cristania, junto a Teresa López-Fando, coordinadora de Programas y Servicios de la AECC, pusieron de manifiesto la otra cara de la moneda del cáncer.

La pérdida de empleo, la incapacidad para hacer frente a los gastos corrientes o las nuevas necesidades que provoca el cáncer en la familia, son claros ejemplos de cómo se vive el cáncer desde la vulnerabilidad. Teresa López-Fando, señala que “es una realidad poco conocida que el cáncer provoque pobreza y desigualdad, no solo agravando la situación de vulnerabilidad en colectivos previamente vulnerables, sino empobreciendo a quien antes no estaban en esa situación”. Además, la pandemia ha agravado la situación. Así, desde diciembre del 2020, un 37% de las personas con cáncer han visto empeorada su situación económica y de ellas, un 16% ha empeorado tanto que ha tenido que realizar recortes severos, contraer deudas o solicitar ayudas económicas y todavía no se han recuperado.

La AECC ha hecho un esfuerzo por ayudar a esta parte de los pacientes con vulnerabilidad y ha incrementado un 14% los servicios de atención social de julio de 2020 a mayo de 2021, incrementándose las personas atendidas con vulnerabilidad laboral en más de un 50%, con un total de 21.000. Se da la situación de que todo el que ha acudido a la AECC a recibir atención social ha necesitado de más recursos de la organización debido a la complejidad de las situaciones personales.

Cristina Camuñas era el principal sustentador de la familia, pero, cuando le diagnosticaron cáncer, ella y su marido se encontraban en paro. “Si ya de por sí es duro tener que encajar un cáncer, sacar a tu familia adelante con 420€ mensuales se vuelve insufrible. No sabes para dónde tirar. No es lo mismo recibir esta enfermedad con una situación económica solvente a que te pille con problemas para llegar a fin de mes.

Antonia Siquier, trabajaba de cocinera cuando le diagnosticaron cáncer de páncreas. Le dieron la baja, pero con lo que cobraba no llegaba a fin de mes. “Tener cáncer me creó dos problemas: la enfermedad y no tener recursos. Todo se agravó y no sabía qué era más grave, si el cáncer o no poder pagar las deudas

Carlota Alexandre, paciente de cáncer de ovario era camarera de piso con contrato fijo discontinuo cuando le diagnosticaron la enfermedad “Después de estar toda la vida trabajando, con 48 años me veo sola y perdida, sin saber si podré volver a trabajar. La Asociación me ayuda con comida, con dinero para la hipoteca y en la búsqueda de empleo, pero sería bueno contar con algún tipo de ayuda y seguimiento a nivel institucional”

Cristania Campos, hija de una persona con cáncer, perdió su trabajo por las ausencias al tener que cuidar a su madre. “A los 6 meses agoté el paro y nos quedamos sin recursos en la familia. Las cremas, la necesidad de tener material de ayuda para la movilidad, y otros medicamentos que la seguridad social no cubre fueron cubiertos por la Asociación, así como alimentos. Mi madre falleció y yo actualmente aún no he podido volver a trabajar”

 

Una cuestación para paliar las desigualdades. La provincia de Cádiz sale a la calle.

La AECC en la provincia de Cádiz sale a la calle el 17 de junio para dar servicio a familias vulnerables con cáncer. Para ellas, la organización pone a su disposición profesionales que ayudarán a las familias durante todo el proceso de la enfermedad ajustándose a sus necesidades con unos servicios que van desde ayudas económicas, asistencia jurídico-laboral, pisos y residencias, préstamo de material ortoprotésico o atención a la vulnerabilidad.

Además, de 2018 a 2021, la AECC ha incrementado un 73% en ayudas económicas, un 57% en la gestión de alojamiento o un 38% más en préstamo de productos de apoyo.

El 17 de junio, la AECC en Cádiz Capital saldrá a la calle con 25 mesas y más de 100 personas voluntarias. Además, también se podrá contribuir de manera digital a través de https://www.aecc.es/es/hucha-voluntario?id=2000003100

Pero no sólo en Cádiz, ese día la AECC también estará en otros municipios de la provincia como San Fernando, Sanlúcar de Barrameda, Jerez de la Frontera, Algeciras, Medina Sidonia, Chiclana de la Frontera, Vejer de la Frontera, El Puerto de Santa María, Chipiona, Ubrique, Algodonales y San José del Valle.

Algunas localidades realizarán su jornada de cuestación en los sucesivos días, como la pedanía de Guadalcacín, en Jerez, que la realizará el día 18. Los Barrios y los Centros Comerciales de Bahía Sur en San Fernando y Área Sur, Luz Shopping e Ikea en Jerez, colocarán sus mesas el día 19 de junio. El día 23 de junio estarán en La Línea de la Concepción y Barbate, y el día 27 del mismo mes en San Roque. En el mes de septiembre, será el turno de las localidades de Tarifa y Villamartín.

 

Un Acuerdo Contra el Cáncer que una a toda la sociedad

La AECC pide que toda la sociedad española se una a este acuerdo para que se pueda garantizar el derecho a que toda población en edad de riesgo pueda acceder a los programas de cribado de cáncer independientemente de su lugar de residencia. El objetivo último es acabar con la inequidad que provoca la desigual implantación de estos programas de cribado y que todas las personas tengan las mismas oportunidades de enfrentarse al cáncer.

Para sumarse a este Acuerdo Contra el Cáncer pinchar aquí

En la cuestación de la AECC han participado Visa, Universalpay entidad de pago y Día Group.

 

La AECC, 68 años de experiencia en la lucha contra el cáncer 

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) es la entidad de referencia en la lucha contra el cáncer desde hace 68 años. Dedica sus esfuerzos a mostrar la realidad del cáncer en España, detectar áreas de mejora y poner en marcha un proceso de transformación social que permita corregirlas para obtener un abordaje del cáncer integral y multidisciplinar. En su ADN está estar al lado de las personas por lo que su trabajo también se orienta a ayudarlas a prevenir el cáncer; estar con ellas y sus familias durante todo el proceso de la enfermedad, si se lo diagnostican; y  mejorar su futuro con el impulso a la investigación oncológica. En este sentido, a través de su Fundación Científica, la AECC aglutina la demanda social de investigación contra el cáncer, financiando por concurso público programas de investigación científica oncológica de calidad. Hoy en día, es la entidad social y privada que más fondos destina a investigar el cáncer: 79 millones de euros en 400 proyectos, en los que participan más de 1.000 investigadores. 

La Asociación integra a pacientes, familiares, personas voluntarias y profesionales que trabajan unidos para prevenir, sensibilizar, acompañar a las personas afectadas y financiar proyectos de investigación oncológica que permitirán un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer. Estructurada en 52 Sedes Provinciales, y presente en más de 2.000 localidades españolas, cuenta con casi 30.000 personas voluntarias, más de 454.000 socios y 1.007 profesionales.  

Durante el 2019, la Asociación Española Contra el Cáncer ha atendido a 318.264 personas afectadas por la enfermedad. 

 


 

Envíanos tus vídeos, fotos, denuncias y noticias por WhatsApp (645 33 11 00)


 

banner 300x300 3cd13

Portal de Cádiz Social