banner 710x185px 


screenshot 1290

El jueves 27 de abril, decenas de estudiantes de la Universidad de Cádiz (UCA) se encerraron en la Facultad de Ciencias de la Educación del Campus de Puerto Real. La acción forma parte de la jornada de lucha estudiantil a nivel andaluz convocada por el sindicato "Estudiantes en Movimiento" en protesta contra las últimas reformas educativas aprobadas por el Gobierno Central y el nuevo modelo de financiación y el Mapa de Titulaciones que la Junta prevé aprobar durante este año.

Según un comunicado remitido a Portal de Cádiz por la Asociación de Estudiantes en Movimiento Cádiz (AECP), las medidas adoptadas por el Gobierno "siguen la línea mercantilizadora de la Universidad asegurando una educación al servicio del beneficio empresarial y no de la formación de las estudiantes". Los estudiantes denuncian que las leyes estatales LOSU y LCU, el Estatuto del Becario y el nuevo modelo de financiación reducen al estudiantado a futura mano de obra barata o gratuita con la que enriquecer a empresarios y blinda un sistema represivo hacia las estudiantes organizadas que protestan contra esto.

El comunicado también señala que el nuevo Modelo de Financiación de la Junta confirma una distribución de recursos entre universidades que sigue infrafinanciando la educación, basándose en principios "totalmente economicistas y mercantilistas que sólo benefician a las empresas".

En Cádiz, la protesta estudiantil adopta la consigna local "Por unos espacios adecuadamente habilitados para el estudio". Ante la convocatoria de encierro, el Vicerrectorado de Estudiantes citó a las convocantes para abrir una mesa de negociación, pero según el comunicado de la AECP, "intentaron disuadir la convocatoria de encierro sin llevar una línea propositiva, recurriendo a la amenaza de cerrar el diálogo si el mismo seguía adelante, por la mala publicidad que le daríamos a la institución".

Debido a la hostilidad y desconfianza de los representantes institucionales en la reunión, los estudiantes decidieron cambiar el lugar original del encierro, pero sin renunciar a esta herramienta de protesta. Ante la insistencia en mantener el encierro, los directivos de la UCA "verbalizaron su negativa a mantener el diálogo".

Al llegar a la facultad, se les ofreció un espacio externo e insuficiente para el desarrollo de las actividades previstas. La asamblea decidió permanecer en la entrada del edificio y resistir a pesar de la amenaza de desalojo policial.

El comunicado de la AECP concluye destacando que los estudiantes siguen en la lucha y abiertos al diálogo.

 


 

Envíanos tus vídeos, fotos, denuncias y noticias por WhatsApp (645 33 11 00)


 

banner 300x600px

Portal de Cádiz Social