banner 710x185px 


whatsapp image 2023 09 28 at 14.31.28

La parlamentaria andaluza, Irene García, ha realizado hoy una pregunta a la consejera de Salud, Catalina García, sobre la falta de personal en los centros de salud mental así como la privatización del servicio de cocina.

García le ha pedido a la consejera que aclare la situación y diga la verdad a los trabajadores de FAISEM, presentes en la cámara “para que sepan cuál es el futuro de la Fundación”.

La parlamentaria andaluza le ha pedido que “no utilice el escapismo pues lleva cinco años con responsabilidad de gestión y si se lo encontró todo tan mal, ya ha tenido tiempo de resolverlo”. “No se escude en la herencia, en lo malo que somos en el PSOE, o que España se rompe porque esto es fruto de su gestión y de sus decisiones. Los trabajadores, usuarios y familiares merecen una explicación”, le ha espetado para subrayar que “la falta de personal afecta a la calidad de la atención que reciben las personas con enfermedad mental”.

Así, ha explicado que “la gota que ha colmado el vaso es lo que ha ocurrido con el personal de cocina” que, en su opinión, responde “a un plan organizado donde, primero, iniciaron una operación de derivación de las funciones de cocina a la empresa UNEI, entidad dependiente de la propia Fundación, para después terminar sacando un pliego e implantar un catering, que le va a costar a los andaluces 900.000 euros anuales, pudiendo llegar a los 4 millones si desarrolla en su amplitud todo el contrato”. 

La también vicepresidenta de la Mesa ha lamentado que “mientras derivaban a la empresa UNEI el servicio, aprovechaban para amortizar todas las plazas de monitores de cocina cada vez que había jubilaciones, incapacidades o cualquier otra situación que se lo permitía”. Sostiene GArcía que “el esquema ha sido el mismo en todas las provincias” poniendo de ejemplo Cádiz donde “en Jerez, en el Puerto de Santa María, Los Barrios, La Línea y San Fernado, han amortizado hasta siete plazas y las que se derivaron a la empresa UNEI, hoy están en la calle”. 

“En todos estos centros, ya no hay cocina, sino un contrato con una empresa que trae un catering”, ha señalado la diputada del PSOE que se ha preguntado “si no hay monitores de cocina ¿quién se encarga de administrar las cuatro comidas al día?” 

García ha acusado a la consejera de no respetar el comunicado que publicaron y en el que se comprometían a que los monitores residenciales no realizarían servicios de cocina pero son los únicos profesionales que quedan en las residencies y están asumiendo más de 15 tareas diarias relativas al catering contratado que le ocupan hasta dos horas del turno sin que esté en su convenio colectivo.

“Lo más preocupante, y es lo que nos trasladan los trabajadores es que mientras se dedican a estas tareas no están en lo importante que es atender a las personas usuarias en las tareas de recuperación de habilidades, dar paseos, acompañamiento a gestiones médicas o administrativas”, apunta para concluir que “la atención a los usuarios ha pasado claramente a un tercer plano”. 

Cabe recordar que la medida afecta a más de 100 trabajadores de municipios de toda la provincia en los 14 centros que existen donde atienden a más de 300 usuarios, según los datos ofrecidos por el sindicato CCOO. 

 


 

Envíanos tus vídeos, fotos, denuncias y noticias por WhatsApp (645 33 11 00)


 

banner 300x600px

Portal de Cádiz Social