banner 710x185px 


El sector de Administración Local de CSIF Cádiz quiere denunciar públicamente la privatización del servicio de facturación de la empresa semipública Comercializadora de Eléctrica de Cádiz. La contratación ya ha sido firmada, y se está formando a los trabajadores que se van a encargar de estas tareas. 

La sección sindical de CSIF en la empresa ha requerido explicaciones en varias ante el oscurantismo y falta de transparencia mostrados por la Comercializadora. Justo la semana pasada, el gerente, José Luis Molina, contestaba por escrito y aportaba una argumentación “totalmente incoherente y absurda”, al explicar que la contratación se hacía ante la incapacidad presupuestaria de aumentar la plantilla propia, la escasa experiencia de las dos personas que actualmente hacen el trabajo y por el incremento del volumen y la complejidad del trabajo registrado en los últimos meses, con motivo de la pandemia de Covid, de la guerra de Ucrania y el cambio en el modo de facturación tras la indexación de los precios. Para CSIF, “es ilógico que defienda la contratación de un operador económico externo, tal y como lo denomina el gerente, cuando con toda seguridad el gasto va a ser mucho mayor que si se aumentara el personal de la empresa. Además, hay que recordar que la plantilla está formada por trabajadores capaces –con experiencia y titulación adecuada- de llevar a cabo el trabajo de facturación. 

Para CSIF, esta maniobra es perjudicial tanto para la plantilla como para el Ayuntamiento e incluso para los usuarios. Para el Ayuntamiento, porque supondrá un gasto adicional para las arcas municipales; para la plantilla, porque seguirá sufriendo la precariedad laboral en la que desarrollan sus funciones, y para los clientes, porque previsiblemente tendrán que soportar un incremento del coste de cada factura para sufragar esta privatización. 

Desde CSIF recuerdan que la Comercializadora de Eléctrica de Cádiz tiene solo a ocho trabajadores en plantilla, de los que siete son auxiliares administrativos, todas mujeres, –cuando en realidad, llevan a cabo labores de superior categoría-. Esta precariedad podría solventarse con el incremento del número de empleados, la adecuación de la categoría profesional de los que ya hay y la equiparación de condiciones laborales con la plantilla la Suministradora de Eléctrica de Cádiz (que ya fue denunciada por CSIF en su día). 

La Central Sindical lamenta la falta de claridad por parte de la dirección de la empresa, pues la plantilla desconoce los criterios de selección de la empresa subcontratada así como las condiciones del contrato de externalización del servicio. 

Ante esta situación, CSIF espera que el Ayuntamiento tome medidas y defienda la creación de un departamento de facturación propio, con personal propio, y al mismo tiempo, se reclama a la Comercializadora de Eléctrica de Cádiz que recapacite y dé marcha atrás con la externalización de este servicio. “Mucho nos tememos que este no es más que otro paso más para ir privatizando por completo esta empresa semipública”, finaliza la sección sindical. 

 


 

Envíanos tus vídeos, fotos, denuncias y noticias por WhatsApp (645 33 11 00)


 

Portal de Cádiz Social