El pasado jueves, Iván Espinosa de los Monteros anunciaba, al ser preguntado por la prensa, el final de la relación de VOX con la que hasta ahora fuera su secretaria del GPVOX en el Congreso de los Diputados y “candidata obligada” a las elecciones de Andalucía del pasado 19 de junio.

Las declaraciones de Espinosa de los Monteros tenían lugar tras publicarse una entrevista de Olona en ABC en la que la exdiputada de VOX denunciaba la falta de democracia interna en el partido y daba a entender que el mal se encontraba dentro de la formación.

Con las palabras justas, la alicantina que tantos momentos de gloria había dado a la bancada verde que lideraba Abascal señalaba, entre otros, y sin nombrarlo hacia Javier Ortega y sus hombres de negro.

Que Macarena Olona comenzaba a ser “molesta en la formación” no era nada nuevo, como tampoco era algo que cogiera de sorpresa a quiénes antes que ella, ya habían pasado por la trituradora de carne humana que un hombrecillo de medio pelo, que en su vida anterior no fue capaz de vender una cocina en aquella empresa de La Carolina, donde duró apenas tres meses, se había encargado de ajustar y poner a punto para evitar todo pensamiento crítico dentro de la formación.Cuando el llegó todo empezó a cambiar, y el número de compañeros muertos políticamente en las cunetas empezó a subir de forma exponencial, mientras desde la cúpula se justificaban diciendo que eran arribistas o personas conflictivas.

Y es que parece que de pequeño, al diputado paracaidista no le contaron nunca aquella historia de aquellos padres abnegados que el día de la jura de bandera de su retoño exclamaban a todo el mundo: ¡Qué listo es mi niño y que bien lleva el paso! ¡Es el único que no lleva el paso cambiado como todos los demás!

Y ha sido ese paso cambiado, esa soberbia que les ha llevado a mirar para otro lado y a no hacer autocrítica alguna lo que ha acelerado el desgaste de una formación que se presentó ante los españoles como la única con intención de eliminar las ayudas a partidos políticos y sindicatos.

Esa misma que denunciaba en Twitter el cierre de las sedes de CCOO y UGT, mientras algunos de sus sedes en instituciones como la Diputación de Almería también se encontraban cerradas a cal y canto a la ciudadanía.

Y mientras los problemas se iban acumulando en las conversaciones de WhatsApp de cientos de afiliados con esos hombres y mujeres de negro que debían de velar por el buen hacer de la estructura a lo largo y ancho del país, una mujer cada vez brillaba con más fuerza en el Congreso, su fama y reputación crecían por días y poco a poco su huella digital iba acercándose más y más al tamaño de la huella del líder de la formación, Santiago Abascal.

Fue a finales de la primavera de 2021 el momento en el Abascal y Olona estaban en empate casi técnico en popularidad, y poco después, comenzaría a gestarse la operación Olona, como posible candidata a las elecciones andaluzas, que los de Abascal pedían adelantar casi todas las semanas a Juanma Moreno. 

hablanlosdatos 25092022 01

 

Y así lo podemos observar en la gráfica anterior en la que se observa el descenso de la huella digital generada por quiénes a través del buscador Google se preocupaban por saber más sobre Abascal y el efecto inversamente proporcional que generaban las búsquedas por saber más de Macarena Olona.

Unas búsquedas que se dispararon durante la campaña de las andaluzas y que han seguido siendo trending durante el estío y el comienzo del otoño. 

Nadie duda que al comienzo de la XIV Legislatura de las Cortes Generales, Abascal generó una fuerte tendencia de búsquedas en el principal motor en España, sobre todo durante la pandemia del COVID, pero ese efecto se fue suavizando y cayendo a lo largo que iban pasando los meses hasta el punto, que el líder de VOX se encontró en la zona baja de la matriz estadística con una Macarena que continuaba su ascenso hacia la gloria. 

Olona es la más buscada en Cantabria, Islas Baleares, Extremadura, Murcia y Comunidad de Madrid, mientras que Abascal destaca en Melilla, La Rioja, Castilla La Mancha y la Comunidad Valenciana. Y luego están los casos de las Vascongadas, donde los internautas parecen tener el corazón dividido entre Santiago y Macarena y Andalucía, región en la que Abascal duplica el interés de los andaluces a su excompañera de filas.

Pero la luz de Olona no solo ha ensombrecido al líder de la formación de derechas, sino a otros miembros de la cúpula nacional como Javier Ortega Smith, Iván Espinosa de los Monteros o Jorge Buxadé, tal y como podemos observar en la siguiente gráfica:

hablanlosdatos 25092022 02

Y es que, mandar a Olona de “diputada paracaidista” a Andalucía y poner en marcha esa estrategia de descrédito hacia su persona tan solo ha servido para impulsar aún más el interés de los internautas por su perfil político y personal.

Los datos hablan, y con la otrora secretaria general del GPVOX en el Congreso, lo están cantando, y es algo que los medios generalistas conocen, lo que ha generado la producción de un gran número de contenidos en forma de artículos, editoriales, reportajes y entrevistas sobre la alicantina.

Han querido quitarla de en medio y sin embargo, es la formación verde la que ha comenzado a sufrir el seísmo, mientras el interés por Macarena Olona crece, VOX comienza a dar signos más que evidentes de desgaste no solo ante sus afiliados, simpatizantes y seguidores, sino ante la opinión pública.

hablanlosdatos 25092022 03

 

 

Las visitas a la web oficial han caído a niveles más bajos que los que la formación verde manejaba en marzo de 2019, ¿se trata de un efecto burbuja? ¿o simplemente será una fuerte crisis de la que saldrán reforzados?

No cabe duda de que será el tiempo quien lo diga, pero de momento Olona gana, aunque esté fuera, y eso preocupa y mucho en la calle Bambú. Han de medir las fuerzas, porque el momento es delicado, y todo dependerá de las formas en las que resuelvan esta fuerte crisis que no es más que el llanto contenido de miles de afiliados descontentos que vieron como los defensores de la Unidad de España, los que tenían todas las recetas para convertir a este noble país en un lugar próspero y de futuro, no son capaces ni de lidiar con los demonios internos.

Y es que a veces, el mejor desprecio es no hacer aprecio y aplicarse aquello de “Antón, Antón, pirulero, cada cual, cada cual que atienda a su juego…”, y dejar que el tiempo pase y que las cosas se pongan en su lugar.

 

Ana María Ros Domínguez

Consultora en estrategia digital de negocio y comunicación política.
Análisis y diseño web. Formadora en competencia digitales.
www.tictacseo.es

whatsapp image 2022 12 01 at 15.26.59

whatsapp image 2022 12 01 at 15.26.59

Portal de Cádiz Social