banner 710x185px 


 mg 8281

No se trata sólo de cambiar una palabra por otra, tener dificultades en la compresión lectora, un pobre desarrollo del pensamiento abstracto o incapacidad para realizar ciertos cálculos matemáticos. La dislexia es un trastorno muy presente pero casi invisible, que puede truncar proyectos de vida si no se detecta y se toman medidas tempranas. Los casos más graves llevan consigo pérdidas de cabello, cuadros de ansiedad, baja autoestima y una serie de inseguridades que horadan el crecimiento personal. Un problema que va más allá que una confusión puntual entre vocablos o cifras.

Visibilizar y corregir esta descompensación entre casos detectados y los que se estima que existen en realidad, en torno al 10% de la población, es la prioridad de la Asociación de Dislexia de Cádiz, que desde su fundación, hace ocho años, viene trabajando en articular herramientas de sensibilización y promover que las autoridades competentes tomen medidas adaptativas para poder no dejar a nadie atrás por este trastorno, sobre todo en el ámbito escolar. El último paso, el primer Congreso Internacional de Dislexia que se celebra en Cádiz el 17 y 18 de noviembre, en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras, que cuenta con el apoyo de la Diputación, y cuyos detalles han sido ofrecidos en rueda de prensa por el diputado de Desarrollo Social, Ignacio Trujillo, y la presidenta de la Asociación, Lucía Alcántara.

El Congreso está abierto a un público diverso: familias, docentes, profesionales de la medicina y la psicología, y en general personas interesadas. Ignacio Trujillo ha hecho hincapié en la importancia de la parte científica de este primer congreso internacional, para poder dar a conocer y aplicar las investigaciones que se desarrollan en este ámbito. Trujillo además ha destacado el entusiasmo con que funciona la Asociación, que en apenas ocho años ya está integrada por 280 familias y se ha mostrado convencido de que iniciativas como este congreso servirán para sacar a la luz una realidad que es causante, según dato ofrecido por la organización, del 40% del fracaso escolar.

En esa necesidad ha insistido Lucía Alcántara, que ha resumido los objetivos de cada acción que emprende la Asociación que preside en impulsar “la formación y la identificación temprana” de los casos. Desconocimiento, silencio o diagnósticos erróneos que hacen responsable al propio afectado de su mal desempeño a la hora de estudiar, son algunos de los escollos que poco a poco se quieren erradicar. Necesitamos recursos y eliminar barreras” ha reivindicado Alcántara, “no puede ocurrir que se llegue a secundaria o bachillerato sin un diagnostico”, quien ha explicado que la detección ha de producirse en la etapa infantil.

En este sentido Alcántara ha agradecido el apoyo institucional que les permite organizar eventos como éste, “que sería imposible por nuestros propios medios” y que además tienen una repercusión mediática que se traduce en nuevas familias que acuden a pedir apoyo. “Cada vez que aparece una información en los medios, aparecen personas que nos cuentan sus casos”, ha explicado Alcántara.

El Congreso, que responde al lema ‘Accesibilidad, apoyos y estrategias desde una mirada inclusiva’, trata de movilizar a los actores sociales para implantar herramientas adaptativas para la inclusión de las personas con este trastorno, sobre todo con menores en edad escolar. Para ello, entre los contenidos se incluye una Mesa Iberoamericana, para ver qué particularidades de este trastorno se detectan con el mismo idioma, pero en otro continente, ejemplos de vida y una entrega de premios a dos centros de la provincia por sus prácticas inspiradoras.

En muchos casos se trata de adoptar nuevas metodologías adaptadas a las diversas maneras de acercarse al aprendizaje que tienen las personas con dislexia, como pueden ser talleres para facilitar el conocimiento de otros idiomas, las matemáticas con nuevas metodologías o facilitar nuevas herramientas para la lectura. De no hacerse así, aparte de la cuestión de justicia social, para no dejar a nadie atrás, desde la Asociación se alerta de un menoscabo para toda la comunidad: “Perdemos las aportaciones de personas brillantes, que sólo necesitan aprender de otra manera”, ha explicado la presidenta de Dislexia Cádiz. Algunas de ellas intervendrán en el Congreso.

Este congreso comienza el jueves 17 a las 17:30 horas con la mesa inaugural, una charla sobre ‘Educación y Dislexia: una mirada desde la inclusión’ a cargo de Dolors Forteza Forteza, una Mesa Iberoamericana sobre la situación de la dislexia en Iberoamérica, con la intervención educativa de dislexia en distintos países expuesta por los ponentes Gabriela López Devillaine y Alejandro S. Dioses Chocano y una mesa de ejemplos de vida de personas con dislexia.

La jornada de viernes 18, de mañana y tarde, se abre con la mesa ‘Barreras y palancas socioemocionales a la participación y el aprendizaje’, prosigue con una mesa de familias, continúa con comunicaciones y talleres y, tras el almuerzo, se reanuda con una ponencia a dos voces para movilizar la inclusión desde los procesos de enseñanza-aprendizaje y la organización escolar a cargo de Manuel Cotrina y Diego Castro. Todo ello dará lugar a una publicación donde se recojan diversos aspectos tratados en el Congreso.

Esta cita, que cuenta con apoyo financiero de la Diputación, está organizada por Dislexia Cádiz, y entre sus diferentes patrocinadores figuran el grupo de Investigación Eduardo Benot de la UCA, y el Indess, Instituto Universitario de Investigación para el Desarrollo Social Sostenible.

 


 

Envíanos tus vídeos, fotos, denuncias y noticias por WhatsApp (645 33 11 00)


 

portal de cadiz banner 300x300px 3fccd

jda educacion display 300x350 3be0a

Portal de Cádiz Social