farmacia africa

La parada cardíaca es una patología frecuente y que muchas veces infravaloramos, constituyendo los accidentes cardiovasculares la primera causa de muerte en nuestro país. Las posibilidades de sobrevivir están vinculadas a la posibilidad de recibir ayuda en el menor tiempo posible.

Consciente de ello, el pasado mes de octubre, la asociación de vecinos Segunda Aguada adquirió dos desfibriladores en previsión de accidentes cardiovasculares entre sus vecinos. Con una población de edad avanzada, aunque cada día destaca más su presencia en población joven, es necesario tener un desfibrilador cerca del domicilio junto con un profesional capacitado para su manejo que pueda marcar la diferencia entre sobrevivir o no a un paro cardiaco.

Conociendo la compra de dichos aparatos, el Ayuntamiento de Cádiz, a través del concejal Demetrio Quirós, decidió colaborar con la asociación e impartir cursos de formación sobre el uso de desfibriladores y técnicas de primeros auxilios a través de Protección Civil a los farmacéuticos instalados en nuestro barrio, las Farmacias África (avda. Segunda Aguada, 13) y San Mateo (Plaza Frente Bahía, 1) donde gracias a la implicación y formación de los profesionales que trabajan en las mismas nuestros vecinos encontrarían un punto de referencia que puede ser vital cuando acontecen este tipo de accidentes cardiovasculares.

Ante la tardanza del ayuntamiento y la preocupación lógica de la asociación de disponer de equipos DEA sin poderlo usar en caso de necesidad por la falta de preparación de farmacéuticos y vecinos, hemos decidido, pese a significar un evidente esfuerzo económico para una asociación que prácticamente se autogestiona con las cuotas de sus socios, supone una inversión rentable si con ello se logra salvar la vida de tan solo uno de nuestros vecinos, realizar los cursos para que nuestro barrio sea un barrio cardio protegido, sin desechar los cursos que de modo generalizado realice nuestro consistorio.

Además de las recomendaciones sanitarias, la tremenda densidad de población de nuestro barrio y el elevado número de vecinos de avanzada edad, se hacen necesario que sumemos esfuerzos para lograr un barrio cardio protegido. Los datos sanitarios demuestran que si sufrimos un paro cardíaco y la persona que está a nuestro lado sabe cómo actuar nuestras probabilidades de supervivencia aumenta un 50%. Si además existe un desfibrilador accesible en pocos minutos esas probabilidades aumentan hasta el 80%.

De esta forma queremos avanzar en lograr un barrio más seguro, fomentar los hábitos de vida saludable entre nuestros vecinos, así como, formación básica sobre cómo reaccionar ante un accidente cardiovascular.

Por todo ello, hemos tomado la decisión de realizar un curso de formación básica sobre su utilización a los farmacéuticos del barrio, el próximo día 25 en horarios de tarde por especialistas que utilizarán métodos expositivos, demostrativos y participativos para adquirir los conocimientos adecuados, que acredite mediante un diploma a modo de certificado la justificación de los conocimientos adquiridos. 

Portal de Cádiz Social