Universidad de Cádiz

La Universidad de Cádiz ha sido hoy seleccionada por la Comisión Europea (CE) para desarrollar el proyecto de La Universidad Europea de los Mares (SEA-EU) dentro de una primera convocatoria, cuyo objetivo es la articulación de un nuevo modelo europeo de cooperación entre universidades en el horizonte del 2025-30. De este modo, las instituciones europeas han evaluado y seleccionado la alianza singular de las seis universidades que participan en el consorcio de la SEU-EU: Cádiz (coordinadora) Bretaña Occidental (Francia), Kiel (Alemania), Gdańsk (Polonia), Split (Croacia) y Malta.

Con esta convocatoria, la Comisión Europea persigue distintos objetivos, como la promoción de los valores comunes europeos consagrados en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea, la consecución de un salto sustancial en calidad, rendimiento, atractivo y competitividad internacional en el ámbito de las instituciones europeas de educación superior para, así, contribuir a la economía, el empleo, la cultura y el bienestar del conocimiento europeo.

Tras hacerse pública la resolución, el proyecto de La Universidad Europea de los Mares (SEU-EU), coordinado por la UCA, figura entre los 17 aprobados por la Comisión Europea, encontrándose tres universidades españolas entre las coordinadoras de los distintos proyectos seleccionados: Cádiz, Barcelona y Granada. En total, son 11 instituciones universitarias de nuestro país las que participan en los distintos proyectos finalmente aprobados: Cádiz, Granada, Complutense de Madrid, Autónoma de Madrid, Barcelona, Autónoma de Barcelona, Pompeu Fabra, Politécnica de Cataluña, Valencia, Católica de Valencia y Carlos III de Madrid.

A esta primera convocatoria se han presentado 54 propuestas de alianzas formadas por distintas universidades europeas, que han sido evaluadas por un panel de 26 expertos independientes, quien ha seleccionado finalmente 17 proyectos en donde están representadas 114 instituciones de educación superior de 24 estados miembros de la UE. Cada proyecto ha debido superar un total de tres evaluaciones externas que han tenido en cuenta la pertinencia de la propuesta (25), el equilibrio geográfico (15), la calidad y ejecución de la propuesta (20) y la calidad de los acuerdos de la cooperación de la alianza (20).

En opinión del rector en funciones de la UCA, Eduardo González Mazo, hoy “estamos de enhorabuena y desde hoy somos también la universidad europea de los mares”. Para llegar a este punto, debimos iniciar a finales de 2017 un proceso “riguroso, callado y comprometido” y “ponernos a trabajar y adelantarnos”. Una tarea, en donde hemos tenido “la suerte de contar con el rigor y la ilusión” del profesor José Antonio Muñoz Cueto, delegado del Rector para las Universidades Europeas de la UCA. Una labor compleja porque “escoger a las universidades no es sencillo”. Para ello –ha precisado, “hay que estar posicionados para generar confianza” y, en este contexto, “el CEI·Mar ha sido una formidable tarjeta de presentación. La UCA genera confianza y ha podido coordinar un consorcio. “Estamos en el sur del sur” y, desde aquí, hemos podido “liderar este consorcio a la primera”, ha subrayado. 

Un proyecto, ha precisado González Mazo, que “tiene un tronco común e inicial en el ámbito marino, pero que no es de titulaciones marinas exclusivamente, sino un campus europeo para todo tipo de disciplinas” y que nos coloca “en un momento histórico para nuestra universidad, la provincia y Andalucía, ya que se abre de par en par un futuro muy esperanzador”. Por último, ha resaltado que estar al frente de un consorcio de este “calibre, envergadura y dimensión internacional nos permite situarnos en primera línea en el contexto de las universidades nacionales y europeas con un proyecto de futuro riguroso, ambicioso, innovador, responsable, sostenible y transformador”. Así, “hemos demostrado de nuevo que estamos perfectamente capacitados por potencial académico y científico para liderar proyectos internacionales, para estar en la vanguardia y con los mejores y que podemos conseguir con esfuerzo, rigor y compromiso lo todo lo que pretendamos”.

Por su parte, Muñoz Cueto, ha señalado que se trata de “un día grande para la UCA” que representa el “culmen de una labor desarrollada estos años” y en el que han participado la Delegación del Rector para el Desarrollo Estratégico, la Dirección de Relaciones Institucionales, distintos vicerrectorados, así como nuestras escuelas doctorales. Un logro, además, para una universidad que “con 40 años está donde debe para estar mucho más adelante en el futuro”. Al mismo tiempo, ha resaltado que se trata del primer proyecto europeo “integrador” que “pone por primera vez a la educación y la cultura en el centro de Europa”. Es éste, ha concluido, “un carro del que no podemos bajarnos” para que, entre todas las universidades participantes de forma coordinada “consigamos que sea una realidad y no un intento”. 

El proyecto de La Universidad Europea de los Mares (SEA-EU) se estructura a través de un conjunto de ideas claves: el desarrollo de proyectos educativos de inclusión y sostenibles a largo plazo, el fomento de los valores y de la identidad europea, la constitución de un modelo para otras universidades europeas y de fuera de Europa, el fomento de una serie de valores que se ejecutan a través de una gobernanza común, la articulación de estudios combinados en varios países y del incremento de la movilidad de estudiantes y personal, así como el impulso de metodologías innovadoras y de enseñanzas prácticas orientadas al mercado laboral o el reconocimiento mutuo de titulaciones.

La selección por parte de la Comisión Europea del proyecto conlleva una financiación de cinco millones de euros para su desarrollo con una duración inicial estimada de tres años.

 

Un nuevo modelo

Esta primera convocatoria “piloto” de las universidades europeas pretende sentar las bases para la configuración de un nuevo modelo europeo de universidades, en donde estas instituciones de educación superior se conciben como factores para impulsar la calidad de la educación superior y para fortalecer su vínculo con el panorama de investigación e innovación en Europa y su alcance a la sociedad y la economía.

En este contexto, cada alianza tendrá la flexibilidad para dar forma a su programa de trabajo conjunto de actividades. Así, se pretende ir más allá de los modelos actuales de cooperación en educación superior, avanzar en los niveles de integración y propiciar una gobernanza común que permita compartir recursos, servicios, datos e infraestructuras. La finalidad es que estas universidades europeas (como la SEU-EU) actúen como modelos mediante equipos transnacionales de estudiantes, profesores e investigadores, capaces de generar conocimiento y de abordar los retos de la sociedad.

De esta forma, se contemplan estructuras de gestión, comunes, relevantes y eficientes, estableciendo paneles conjuntos, desarrollando recursos intelectuales y administrativos comunes, así como una distribución de recursos compartidos y una previsión común de infraestructuras, datos y servicios (apoyo a estudiantes, investigadores y personal, administración y relaciones internacionales, etc.).

La convocatoria pretende forjar nuevos modelos de cooperación en educación superior, promoviendo la movilidad y la calidad de la docencia y el aprendizaje. Por ello, avanza en los niveles de integración entre instituciones de educación superior. A través de la figura de las universidades europeas se proyecta hacia la constitución y desarrollo de un campus europeo que refuerza la identidad de Europa a través de la educación y la cultural.

 

aytodecadiz campaatrofeo2019 digital v001 portaldecadiz robapaginas 300x300px

aytodecadiz abriendobrecha digital v001 portaldecadiz robapaginas 300x300px

Portal de Cádiz Social