Cofradías de la Diócesis de Cádiz y Ceuta / Obispado de Cádiz

El Pleno de Hermanades y Cofradías de la Diócesis de Cádiz y Ceuta ha reunido este sábado, en el Centro de Congresos «Cortes de la Real Isla de León», a los Hermanos Mayores de las Hermandades y Cofradías de Cádiz y Ceuta. Toda una mañana en la que las hermandades han compartido retos, reflexiones y propuestas de futuro en un clima de verdadera fraternidad y eclesialidad junto al Obispo diocesano, el Vicario de Ceuta, el Delegado diocesano y el director del Secretariado diocesano de Hermandades y Cofradías y los representantes de los Consejos Locales de Hermandades y Cofradías.

El Obispo diocesano, Mons. D. Rafael Zornoza, ha presentado una Carta Pastoral dirigida a todos los miembros de las Hermandades y Cofradías, que bajo el título «Discípulos y apóstoles de Cristo que asumen su vocación y misión en las cofradías», ha sentado las bases de la naturaleza y misión de las Hermandades, eje privilegiado de la fe en nuestra tierra, En esta carta, el prelado señala a los cofrades que «Estáis llamados a compartir la fe y el amor de Dios como laicos cristianos, miembros de la Iglesia y en profunda comunión con ella, expresada en su vida, doctrina, liturgia, obediencia, siempre fieles a vuestra vocación y misión».

Asimismo, les ha realizado una llamada a la evangelización apelando a tres claves que han de ser signo de las Hermandades y Cofradías: Autenticidad evangélica: lo que conlleva un compromiso y testimonio personal y social; la eclesialidad, recordando a las Hermandades y Cofradías que «no pueden ser islas que caminan por libre, porque no pueden llenar todos los ámbitos de la fe ni su desarrollo. Necesitan de las parroquias, movimientos y delegaciones diocesanas y han participar en ellas implicándose a fondo» y el Ardor misionero que ha de ser el centro de la vida de estas Asociaciones de fieles, destacando que «las cofradías, como Iglesia que son, no viven para si mismas, existen para evangelizar».

Por su parte, el director del Secretariado diocesano de Hermandades y Cofradías, Alfonso Caravaca, ha hecho una memoria del pasado año cofrade, insistiendo en la identidad católica de las Hermandades y su unidad con la Iglesia diocesana así como la importancia de la formación espiritual dentro de las Hermandades y Cofradías siguiendo los Itinerarios formativos propuestos desde hace años.

También han intervenido en este pleno el Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías, el sacerdote Juan Enrique Sánchez Moreno, y Rafael Guerrero quienes han profundizado en los aspectos introducidos en las ponencias del Obispo diocesano de modo práctico e incisivo así como en aspectos formales y técnicos de la vida de las Cofradías. Finalmente, ha intervenido la Delegada Diocesana de Juventud, Pilar Jiménez, quien ha presentado el documento postsinodal del Papa Francisco Christus Vivit que será uno de los ejes de trabajo de las Hermandades y Cofradías durante el próximo año. Asimismo se ha abundado en la necesidad de profundizar en la Fe con un concepto renovado de formación y en la exigencia de conocer mejor los contenidos de la Fe, para lo cual el Secretariado diocesano de Hermandades y Cofradías, en colaboración con el Instituto Diocesano de Teología, facilitará los medios oportunos, que comunicará antes de finalizar este curso.

Los asistentes han destacado la necesidad de este tipo de encuentros para poner en común los temas específicos que suponen preocupación y retos para las hermandades y se ha felicitado especialmente al Secretariado Diocesano por la convocatoria y realización del evento.