Sanlúcar de Barrameda / Google Maps

Agentes de Policía Nacional han detenido en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a un hombre de 27 años de edad como presunto autor de cinco  delitos de robo con fuerza en establecimiento. El detenido, que carecía de antecedentes policiales, había aprendido a forzar las puertas y cerraduras a través de tutoriales publicados en Internet.

La investigación se inició en marzo de 2022  cuando comenzaron una serie de robos con fuerza en establecimientos comerciales de la zona centro de la ciudad de Sanlúcar de Barrameda. Una persona desconocida para la Policía comenzó a violentar diversas tiendas, empleando una forma de actuación característica, extrayendo los bombines de las puertas de acceso o forzando las ventanas con gran sigilo, permaneciendo en los locales escasos minutos, apoderándose de numerosos efectos y abandonando el lugar antes de la llegada de la policía, alertadas en algunos casos por las centrales de alarma.

Los hechos llamaron la atención por el sistema empleado, ya que al comienzo se produjeron distintas tentativas de robo y  al no conseguir el autor acceder al lugar, sin duda, por la falta de la suficiente pericia. Posteriormente de forma rápida, evolucionó y perfeccionó la técnica, consiguiendo culminar con éxito los siguientes hechos.

Fruto de las gestiones realizadas y del estudio pericial realizado por la Brigada de Policía Científica para descubrir la forma de actuación y la obtención de vestigios incriminatorios, se determinó la identidad del presunto autor de los robos, el cual resultó ser un joven de 27 años de edad y residente en la Para el esclarecimiento del asunto, ha sido fundamental el estudio científico de la  ciudad de Sanlúcar de Barrameda.

Así pues, tras estar plenamente identificado, el presunto autor de los robos fue localizado y detenido. En el momento de la detención, reconoció que el motivo para la realización de los robos era una presunta adicción y que había adquirido sus habilidades de una forma autodidacta, tras múltiples consultas en portales digitales, como YouTube, donde aprendió de forma rápida a forzar las puertas y ventanas de acceso a los establecimientos.

Una vez finalizado el atestado policial, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la localidad de Sanlúcar de Barrameda. La investigación continúa abierta para tratar de acreditar su presunta participación y responsabilidad en otros robos perpetrados en la ciudad y que están pendientes de ser esclarecidos.