food salad dish luxurious t20 nxbjea

A la carbonara, con queso gratinado, con arroz… Si hay algún sitio en la provincia donde conocen un sinfín de maneras de cocinar caracoles y cabrillas es en Bornos. Y si alguien quiere comprobarlo, o mejor aún, probar estas recetas, lo mejor que puede hacer es visitar este pueblo serrano durante la V Feria del Caracol. El evento gastronómico se celebrará este fin de semana, del 6 al 8 de mayo, con la organización del Ayuntamiento de Bornos y la colaboración de la Diputación de Cádiz.

Entre las novedades de esta edición, al margen de recuperar la presencialidad que no ha sido posible en los dos últimos años debido a las restricciones sanitarias, se encuentra la nueva ubicación: el Castillo Palacio de Los Ribera, uno de los edificios monumentales más importantes de la localidad. Allí se situarán los estands de los diferentes establecimientos participantes, desde donde ofrecerán a los visitantes platos con sus singulares recetas de caracoles, además de productos típicos de la tierra, como chacinas. También en la plaza del Ayuntamiento se colocará una carpa para acoger actividades incluidas en la programación.

Según el responsable del Área de Desarrollo de la Ciudadanía, Jaime Armario, la colaboración de la Diputación en este evento tiene que ver con el “compromiso de promocionar los productos y la gastronomía local”, así como “las señas de identidad de los diferentes municipios de la provincia”, con la idea de generar “economía y empleo en el territorio”.

Desde el Ayuntamiento de Bornos, su primera teniente de alcalde, María José Lugo, ha invitado a asistir a esta feria gastronómica, “que cosecha gran éxito año tras año”, ha resaltado. Además de para disfrutar de los caracoles, es una magnífica oportunidad para conocer el “rico patrimonio” del que presume la localidad.

Por su parte, Ana Camas, concejala de Participación Ciudadana, ha puesto énfasis en el “salto de calidad” de la programación organizada para esta edición. De forma paralela a las degustaciones, habrá visitas patrimoniales, rutas de senderismo, actividades infantiles, música en directo de diferentes estilos, y, en definitiva, una completa programación para todos los públicos en la que no faltan un espectáculo de cocina, carreras de caracoles y concursos varios. También habrá ludoteca y sala de lactancia.

La organización estima que sólo durante este fin de semana se cocinarán unos 180 kilos de caracoles y cabrillas.