portrait street outside coronavirus covid 19 medical mask walking virus pandemic epidemic safety t20 aaj21q

CCOO denuncia que la Delegación Territorial de Educación está incumpliendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales al no prevenir y dar protección adecuada a sus trabajadores y trabajadoras con equipos de protección individuales frente a la Covid-19.

Con el reinicio de la actividad escolar tras el periodo navideño y en plena eclosión de la 6ª ola de la Covid-19, el Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Cádiz exige que la Delegación Territorial de Educación de Cádiz facilite a todos los trabajadores y trabajadoras de los centros educativos mascarillas FFP2 como equipo de protección individual básica frente a la covid-19 tal y como se exige normativamente para los lugares públicos.

Según indica Sebastián Alcón, Secretario General de Sindicato Provincial de Enseñanza de Cádiz, “defendemos la presencialidad en la educación para evitar perjuicios al alumnado de entornos desfavorecidos o con problemas de aprendizaje pero en la misma medida exigimos prevención y protección. Sin seguridad no puede haber presencialidad.”

CCOO denuncia que la Consejería de Educación y Deporte contrató para este curso escolar 3.000 docentes menos que el pasado curso al dar por hecho que la pandemia estaba remitiendo. La explosión de contagios desde finales de noviembre por la variante Omicrón ha dado un golpe de realidad sin que se estén tomando las medidas sanitarias necesarias que palien las numerosas las bajas del personal docentes y de administración de los centros educativos y que eviten los numerosos contagios que se están produciendo, también del alumnado. 

Desde CCOO se denuncia la desprotección a que se está sometiendo a los trabajadores de la educación en Andalucía. “No se están recibiendo mascarillas regularmente; en la mayoría de los casos un solo lote en octubre o noviembre y siempre de mascarillas quirúrgicas cuando debiesen ser FFP2 que son las que las autoridades sanitarias consideran necesarias frente a la nueva cepa y que se exigen en lugares públicos como en el transporte, el comercio o la restauración o sobre las que instan los servicios de enfermería de referencia de los centros escolares.”  

La Delegación Territorial de Educación de Cádiz, en opinión de CCOO, está incumpliendo la ley de prevención de riesgos laborales que regula que los trabajadores y trabajadoras deben disponer de los equipos de protección adecuados para el desempeño de sus funciones sin que se merme su salud que en la actual situación debe ser, al menos, mascarillas FFP2. En los centros educativos se trabaja en espacios cerrados por lo que es responsabilidad de la Administración pública como patronal facilitar los equipos individuales de protección adecuados”, señala Alcón 

CCOO denuncia que cuando los centros educativos no reciben mascarillas, se les remite a uno de los 5 centros de referencia en la provincia desde las que estas se distribuyen que se encuentran incluso a 40 kilómetros del centro solicitante al que deben desplazarse para recoger unas mascarillas quirúrgicas. “Ni siquiera el profesorado de infantil, de educación especial o con alumnado vulnerable que no usan mascarillas, la reciben de FFP2 a pesar de que el protocolo de sanidad exige el uso de estas,” denuncia el dirigente sindical. 

CCOO considera imprescindible que todos los centros educativos reciban de modo regular mascarillas FFP2 de uso y cambio diario para todos los trabajadores y trabajadoras como cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, además de que, por responsabilidad social, se les facilite al alumnado que en ocasiones usa mascarillas degradadas, de telas y sin garantías de no tener un sobreuso. “Los trabajadores de los centros educativos se sienten absolutamente abandonados al no contar con los recursos materiales y humanos necesarios debiendo enfrentarse a la pandemia a pecho descubierto. No se les facilita mascarillas FFP2, filtros HEPA, medidores de CO2, no se mantiene la distancia entre escolares, se rompen los grupos de convivencia ante las numerosas bajas de profesorado…”, afirma Alcón.

Ante esta falta de responsabilidad de la Delegación Territorial de Educación de Cádiz CCOO anuncia que está estudiando presentar denuncia ante la inspección de trabajo por desprotección a los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza de Cádiz frente a la pandemia.