andaluciasegura2


Marea Verde / Trekant Media

El sindicato de docentes USTEA Cádiz ha realizado un llamamiento a toda la comunidad educativa para que se una a la huelga para el próximo 18 de septiembre así como a las movilizaciones, una de ellas recooriendo algunas calles de la ciudad de Cádiz.

En el comunicado remitido a Portal de Cádiz se indica lo siguiente:

Desde USTEA Cádiz llamamos a las trabajadoras y los trabajadores de los centros educativos públicos y a la comunidad educativa en general a participar en la jornada de huelga y movilización del viernes 18 para seguir luchando por una presencialidad segura en las aulas.

El viernes será una jornada de huelga educativa en toda Andalucía, convocada por los sindicatos USTEA, CC.OO., CGT y CNT. Pero también es una jornada de movilizaciones: participaremos en la manifestación en Cádiz que saldrá a las 12:00 de Subdelegación de Gobierno con destino a Plaza de Mina junto a otras organizaciones sindicales, personal docente y no docente, madres y padres y estudiantes, y también apoyamos y estaremos en la concentración que tendrá lugar a las 20:00 en la Plaza del Arenal en Jerez de la Frontera.

Llegamos a la huelga tras exigirle a la Consejería de Educación durante meses que atendiera a las demandas de la comunidad educativa. Con este propósito, hemos asistido a diversas mesas sectoriales que han servido para poco. Así pues, tras la publicación de las nefastas Instrucciones del 6 de julio, que ya denunciamos públicamente por imprecisas, irresponsables y por hacer caer la responsabilidad sobre los hombros de directivas y profesorado, conseguimos –tras el malestar generado entre profesorado y equipos directivos- que la Consejería convocara una Mesa Sectorial extraordinaria el 28 de julio. No sirvió para nada: desde la Consejería se dedicaron a poco más que a glosar las Instrucciones recién publicadas sin ofrecer ninguna medida nueva. No fue mejor la Mesa Sectorial del 26 de agosto: como respuesta a la presión de las organizaciones sindicales, desde la Consejería se limitaron, de forma poco seria, a plantear in voce una serie de medidas de escaso calado sin un documento de trabajo por delante. Como consecuencia, se volvió a convocar la Mesa Sectorial el miércoles 2 de septiembre, que se prolongó jueves y viernes, aunque de nuevo sin resultado: ninguna medida de calado y una ridícula oferta de incremento de contrataciones. Así pues, tras la ruptura de cualquier atisbo de negociación que se pudiera haber interpretado que existía, la Consejería de Educación no nos dejaba otra opción que la convocatoria de huelga.

El lema de la huelga es por una presencialidad segura. Porque desde USTEA, y desde la comunidad educativa en general, defendemos la docencia presencial. A nadie puede caberle la menor duda al respecto. Tenemos claro que la teledocencia no es la solución, sobre todo porque deja a una parte del alumnado en el camino. Además, nada sustituye al feedback que se produce entre docente y alumnado en el marco de las clases presenciales. Pero eso sí: exigimos una presencialidad segura, con las máximas garantías sanitarias. Porque las y los docentes vamos a los centros educativos a transmitir conocimientos y valores, no a jugarnos la salud y la vida. Tampoco el personal no docente, ni el alumnado. Y es lo que, precisamente, no tenemos garantizado, que la presencialidad sea segura, porque el gobierno de Andalucía ha llegado a septiembre sin los deberes hechos.

En este sentido, hay una medida fundamental, demandada insistentemente por toda la comunidad educativa, para garantizar la distancia de seguridad: la bajada de la ratio. Desde USTEA Cádiz hemos defendido siempre la bajada de la ratio como medida pedagógica, pues posibilita una atención más individualizada al alumnado. Pero en este contexto de crisis sanitaria es, además, una medida preventiva de primer orden. Sin embargo, ni gobierno central ni andaluz han respondido a esta demanda, pasándose la pelota y escudándose en un discurso -falseado e interesado- sobre las competencias de cada administración. Que no engañen a nadie: ambos, la ministra Celaá y el consejero Imbroda, son responsables de la situación; ninguno de los dos ha estado a la altura. Pero en Cádiz y Andalucía, además, tenemos un problema generalizado de ratios que superan la legalidad, intensificando la masificación de las aulas, razón por la cual USTEA interpuso un contencioso administrativo contra la Consejería de Educación en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, mientras que desde USTEA Cádiz demandamos al Delegado de Educación por un presunto delito de prevaricación administrativa.

La bajada de la ratio, para hacerse efectiva, debe ir acompañada, lógicamente, de un importante incremento de la inversión y de las plantillas de los centros, docentes y no docentes. También de una mejora sensible de las infraestructuras, para poder afrontar en mejores condiciones un reto como el que plantea la pandemia. Hay que exigir, y así lo hacemos desde USTEA Cádiz, medidas específicas para el alumnado NEAE, para que no vuelvan a ser los más vulnerables quienes se lleven la peor parte. Los recursos deben destinarse a todas las etapas, también a la educación infantil, la gran olvidada por la Consejería de Educación, que no ha recibido ningún profesional más este curso. Y siguen siendo necesarias medidas más claras, más precisas para la organización de los centros, con una dotación adecuada en personal y recursos, como venimos demandando desde el insatisfactorio acuerdo de la Conferencia Sectorial de Educación del 11 de junio y de las muy insuficientes Instrucciones del 6 de julio de la Consejería de Educación.

Pero el problema no solo es lo que el gobierno de Andalucía no ha hecho, sino también lo que está haciendo, su gestión del comienzo de curso. Como efectuar una primera convocatoria en SIPRI para secundaria fijando la incorporación para mañana miércoles 16, cuando los grupos están configurados y las clases ya han comenzado. O como el hecho de que las Áreas de Vigilancia de la Salud estén otorgando de forma masiva al personal vulnerable frente al coronavirus el nivel de riesgo uno (NR1), lo que implica la incorporación obligatoria sin adaptación al puesto de trabajo, evidenciando un desprecio absoluto por la salud y la vida de los trabajadores de los centros educativos. O como los volantazos organizativos de última hora, caso de la apuesta por la semipresencialidad poco antes del comienzo de las clases.

Hay, por tanto, razones de sobra para ir a la huelga y participar en las movilizaciones este viernes 18 de septiembre. Desde USTEA Cádiz lo haremos, y llamamos a hacerlo a docentes y comunidad educativa en general. Vamos hacer oír por una Consejería de Educación que ha ignorado durante meses las demandas de la comunidad educativa. Vamos a exigir que la vuelta a las aulas tenga lugar con las máximas garantías para nuestra salud.

Por una presencialidad segura para toda la comunidad educativa.

aytodecadiz telodiceusalamascarilla digital v001 portaldecadiz togif robapaginas 300x300px

aytodecadiz apoyoturismocomercio2020 digital v001 portaldecadiz robapaginas 300x300px turismo a 1

aytodecadiz movilidadsostenible nuevanormativa digital v001 portaldecadiz togif robapaginas 300x300px

trekantmedia banner

 

 

Portal de Cádiz Social