hortalizas 01 980x250


Fuerzas Armadas / Ministerio de Defensa

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, junto con Ecologistas en Acción y USTEA Cádiz han participado en la campaña global contra el gasto militar GDAMS 2020. 

Estos colectivos se han unido a esta iniciativa que cada año, a nivel mundial, denuncia lo absurdo que es destinar ingentes sumas de dinero a gastos militares mientras las necesidades básicas de millones de personas se quedan sin cubrir.

La Declaración del GDAMS 2020 denuncia que la crisis pandémica de COVID-19 ha mostrado al mundo dónde deberían estar las prioridades de la humanidad. Este gran ataque a la seguridad de las personas en todo el mundo avergüenza y desacredita los gastos militares mundiales y los muestra como un desperdicio escandaloso y una pérdida de oportunidades. Lo que el mundo necesita ahora es centrar todos los medios en amenazas de seguridad vitales: condiciones de vida saludables para todos, lo que necesariamente implica sociedades más justas, verdes y pacíficas.

Los Días Globales de Acción sobre Gasto Militar (GDAMS) 2020 llaman la atención sobre los vastos costos de oportunidad de los niveles actuales de gasto militar, 1'82 billones de dólares al año, casi $ 5 mil millones por día, $ 239 por persona. Cuando una minoría de la población mundial decide financiar los preparativos de guerra, todos perdemos la oportunidad de financiar políticas que aborden nuestras amenazas de seguridad reales.

 

Los ejércitos no pueden  detener esta pandemia

Tal crisis solo puede abordarse apoyando la atención médica y otras actividades de soporte vital, no con equipos militares y personal preparado para la guerra. El hecho de que se desplieguen activos militares durante esta crisis puede ser profundamente engañoso: no justifica sus presupuestos inflados ni significa que estén resolviendo esta crisis. Al contrario: necesitamos menos soldados, aviones, tanques y portaaviones y más médicos, ambulancias y hospitalesDurante décadas nos hemos equivocado acerca de nuestras prioridades, es hora de reconsiderar cómo el gasto militar ha tomado una gran cantidad de recursos públicos para proporcionar una noción falsa de seguridad que no tiene nada que ver con las necesidades y los derechos de las personas a la atención médica, la educación, y vivienda, entre otros servicios sociales esenciales.

 

Es hora de trasladar el presupuesto militar a las necesidades humanas

Las reducciones importantes en el gasto militar liberarían recursos no solo para proporcionar atención médica universal, sino también para hacer frente a emergencias climáticas y humanitarias, que también cobran miles de vidas cada año, especialmente en países del mundo Sur, que sufre las peores consecuencias de un modelo económico que se les ha impuesto. Los encargados de tomar decisiones han dado preferencia durante décadas al gasto militar. Esta crisis de salud tan grave debe enseñarnos algo.  Los servicios públicos de protección civil necesitan fondos suficientes para funcionar adecuadamente. También tenemos que asegurarnos de que esta crisis no sea pagada por los más vulnerables, como ha sucedido muchas veces antes. La reasignación de los presupuestos de defensa ayudaría a financiar una transición muy necesaria hacia sociedades y economías más pacíficas, justas y sostenibles.

Durante la campaña  GDAMS 2020 (del 10 de abril al 9 de mayo) se han llevado a cabo  acciones en todo el mundo para exigir reducciones importantes del gasto militar con el fin de financiar medidas urgentes para enfrentar la pandemia de COVID-19 y proporcionar seguridad humana para todos los seres humanos, con inversión en los servicios públicos y sociales como atención médica, educación, vivienda, residencias de personas mayores, etc. y no en militarización.

 

La forma en que entendemos y contamos la historia de esta crisis como sociedad definirá las medidas que se tomarán después.

 

Desde APDHA, Ecologistas en Acción y USTEA coincidimos con los objetivos de esta campaña global que debe contribuir a mejorar la falta de inversiones para asegurar los Derechos Humanos básicos, un Medio Ambiente y un Clima sostenibles y una Educación comprometida con valores como la Paz, la Justicia y la Solidaridad.

junta plan 300x300

trekantmedia banner

 

 

Portal de Cádiz Social