Alga invasora en el Estrecho

Izquierda Unida registró esta semana una moción para el que será el primer Pleno ordinario del actual mandato en la que reclama que se inste a la Junta de Andalucía y al Gobierno central a adoptar medidas urgentes para luchar contra la invasión del alga asiática regulopterix okamurae que asola amplias zonas costeras de la costa gaditana, incidiendo de manera especial en municipios como Conil, Barbate o Tarifa. Así, de manera concreta, la diputada de IU, Carmen Álvarez, plantea que se promueva por parte de ambas administraciones, “un plan de choque en necesaria coordinación con los ayuntamientos afectados y la Diputación provincial”, así como la retirada de arribazones de las playas afectadas.

La moción registrada contempla que se solicite al Ministerio de Transición Ecológica la declaración de especie invasora a esta alga, “lo que podría permitir actuar sobre ella y posibilitaría que los pescadores puedan acogerse a algún tipo de prestación por las pérdidas ocasionadas en el ejercicio de su actividad ante la presencia de estas algas” y plantea, además, que se impulse desde la Diputación Provincial una mesa de trabajo integral con todas las partes implicadas.

La diputada de IU considera que “se está llegando tarde a este problema”, puesto que ya en 2016 comenzaron a llegar este tipo de algas a las costas del Estrecho. “Ahora es el sector pequero el que se ha encontrado con el problema de lleno, ya que tal y como han denunciado los pescadores de pesca artesanal de Conil y el propio Ayuntamiento de la localidad, al menos un 80% del caladero local se encuentra invadido por estas algas invasoras, es impracticable la pesca y se han desplazado ya especies como el pez sable, la urta o algunos pescados de roca”.

Insiste Álvarez en que la presencia del alga invasora “más allá de las incomodidades para los bañistas, que también, provoca una transformación del ecosistema marino, al cubrir totalmente el área desde la orilla a las profundidades, donde la luz permite que pueda seguir extendiéndose”. “Esta situación –añade- “está llevando a la ruina a los pescadores, ya que a los barcos que faenan en la modalidad de trasmallo y palangre de fondo le está acarreando unas pérdidas de más de 500 euros al día, debido a la rotura de los paños de redes que quedan atrapadas, lo que suma más costes a las pérdidas que ya vienen padeciendo desde hace casi dos años”.

Incide además la diputada en el asunto que, según los expertos, podría ser el origen del problema, que es el la gestión de las aguas de lastre –agua que se carga a bordo de un buque para darle mayor estabilidad y maniobrabilidad cuando se desplazan sin carga o escasa carga- y el tratamiento que se hace de las mismas. Así, apunta que en el caso de la Bahía de Algeciras, la responsabilidad de un vertido de aguas de lastre es compartida, tanto por la propia Autoridad Portuaria, que debe realizar las labores de vigilancia, como por el capitán del buque y por los armadores. Se da la circunstancia de que en los tanques de lastre, además del agua, se encuentran sedimentos y organismos que atraviesan los sistemas de bombeo y conducción, los cuales pueden ser liberados en el puerto de destino al descargar el agua. 

Según apunta la moción, concretamente, en el puerto de la Bahía de Algeciras se realizan semanalmente 14 rutas hacia los países de donde es originaria el alga asiática. Asimismo, indica que “es competencia también de la Capitanía Marítima de Algeciras cumplir y hacer cumplir el Convenio Internacional, eliminando los vertidos sin tratamiento de aguas de lastre, porque conviene recordar que sólo se inspeccionan 220 buques de los 26.000 que operan al año en el Puerto Bahía de Algeciras”.

trekantmedia banner

 

Portal de Cádiz Social