Trabajadores de AIRBUS

La parlamentaria de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, ha exigido hoy al Gobierno de PP y Cs que “se ponga al frente de la defensa de los intereses de los trabajadores de Airbus” tras el anuncio de la compañía, hace justo un mes, de la cancelación de la producción del A380. En el marco de la Comisión de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, la responsable andaluza ha preguntado a la consejera de Empleo, Rocío Blanco, sobre las medidas que iba a tomar el Gobierno de la Junta tras esta decisión de la compañía aeronáutica.

Aguilera ha recordado el impacto directo que tiene esta decisión en la provincia de Cádiz, al ser la planta de Puerto Real –con 490 trabajadores- la encargada del ensamblaje del estabilizador de colar, el timón de profundidad y la belly fairing. También ha trasladado a la Comisión el malestar del comité intercentros por la falta de información y por las “cifras gruesas” que recibieron de la dirección que calculó que el fin del A380 afectaría a entre 400 y 500 trabajadores en España –entre las tres factorías-.

La parlamentaria gaditana ha valorado las palabras de la consejera asegurando que desde las dos consejerías afectadas, Empleo y Hacienda, se está pendiente en todo momento y en contacto continuo con Airbus para conocer de primera mano la situación y sus efectos. “Nos ha explicado que tienen una actitud de prudencia y de no crear alarmismo pero entendemos que la prudencia estriba en estar pendiente de que no se pierda ningún puesto de trabajo”.  Aguilera puso de manifiesto en la Comisión que “la provincia de Cádiz no está para que se destruya de ni un solo empleo”, al tiempo que recordó que “el sector aeronáutico es un sector estratégico ante la falta de diversificación industrial, uno de los sectores más importantes de la economía gaditana”.

Por todo ello, desde el grupo parlamentario de Adelante Andalucía, “vamos a fiscalizar todas las actuaciones que se hagan, vamos a exigir al Gobierno de Moreno Bonilla que  ponga en marcha formación adecuada desde lo público y facilite cursos de formación homologados” y que “la Junta se ponga al frente de la defensa de los intereses de los trabajadores de Airbus”.