Palacio Provincial de la Diputación de Cádiz / Trekant Media

El portavoz del PP en Diputación, José Loaiza, ha advertido de que la deuda oculta de la institución sigue aflorando con medio millón de facturas correspondientes a servicios y subvenciones regularizadas en entre julio y agosto.

Loaiza ha recordado que, en el Pleno de julio, el Gobierno socialista dotó económicamente partidas para pagar becas Erasmus y ayudas a Cruz Roja, Autoridad Portuaria Bahía de Cádiz y Asociación de la Prensa de Cádiz, concedidas, ejecutadas y justificadas en 2017 por valor de 400.000 euros.

En agosto, ha señalado, “Diputación ha optado por la vía del decreto para contabilizar otros 120.000 euros en subvenciones concedidas y servicios prestados en 2017 e impagados a ayuntamientos, entidades y empresas”.

Loaiza ha insistido en que el responsable económico del Gobierno socialista, Jesús Solís, “debe explicar los motivos por los que permanecen en el congelador facturas durante meses, sin ser contabilizadas, aclarar cuánto dinero comprometido por Diputación sigue sin ser contabilizado y exige a Irene García que depure responsabilidad”.

El dirigente popular cifra entre los dos y los dos millones y medio la deuda oculta del Diputación y lamenta que “el caos económico provocado por Irene García y su equipo lleve a una auténtica crisis de confianza a la institución”.

En este sentido, ha recordado que “el informe de morosidad de ATA del primer semestre colocó a Diputación como la única diputación andaluza que no cumplía con el periodo medio de pago”.

Además, explica Loaiza, “Diputación no es atractiva para las empresas, de manera que han quedado desiertos contratos como el del tratamiento contra los mosquitos en La Janda, porque las empresas no pueden fiarse de este Gobierno”.

Por otro lado, ha explicado, el “colapso económico se deja notar en la reducción de la inversión pública, con cifras más propias de los años de crisis económica que de la actualidad”.

trekantmedia banner


 

Portal de Cádiz Social