Firma del contrato de compra de las corbetas / La Moncloa

El presidente del PP de Cádiz y senador, Antonio Sanz, confía en que tras “la rectificación del gobierno de Sánchez respecto al contrato armamentístico con Arabia Saudí no se vuelva a poner en peligro el empleo de los astilleros de la Bahía de Cádiz y del futuro de la industria naval, tras una semana de incertidumbre provocada por una nueva irresponsabilidad de los socialistas”.

Sanz espera que “tras haber llevado al límite el contrato de las cinco corbetas, el gobierno de Sánchez haya aprendido la lección y no vuelva a meter la pata con Navantia”, recordando que “se ha trabajado mucho durante años para sacar a los astilleros de las cero horas de carga de trabajo en las que los dejó el gobierno de Zapatero y darle una estabilidad que el PSOE ha estado a punto echar al traste en una semana”.

Sanz ha querido felicitar a los trabajadores de los astilleros por “defender durante esta semana sus puestos de trabajo con uñas y dientes” y ha afirmado que “el PP de Cádiz trabaja en defensa del empleo en la provincia y no sólo defendiéndolo, sino creándolo como hemos demostrado con este contrato de las corbetas que traerá 6.000 empleos y una inversión de casi dos millones de euros para la Bahía de Cádiz durante los próximos cinco años”.

Con todo ello, desde el PP de Cádiz, su presidente provincial espera una nueva intervención de la ministra de Defensa, Margarita Robles, para que “explique los bandazos que ha provocado y el riesgo en el que ha puesto el futuro laboral de muchos gaditanos y el daño causado a la industria naval por la imagen dada de cara al exterior”.

Para Sanz, todo lo ocurrido es malo y lo que puede ocurrir tras estos últimos vaivenes es preocupante. No podemos vivir de la rectificación diaria de un gobierno que pone en peligro la imagen de España y el daño irreparable que para la credibilidad y la garantía que un país debe de dar de seguridad jurídica cuando contrata, hace o atrae una inversión, esta no haya sido dañada por la incompetencia de un gobierno capaz de cometer una metedura de pata tan grande como la de la ministra de Defensa y, lo peor de todo, no lo reconozca”.      

trekantmedia banner


 

Portal de Cádiz Social