Irene García reclama unidad para fortalecer al sector del vino como motor económico de Cádiz / Diputación de Cádiz

El I Congreso Internacional del Vino en Andalucía se celebra ya en Sanlúcar de Barrameda con más de 250 personas inscritas y decenas de ponencias programadas a cargo de expertos en los más diversos ámbitos del sector.

La Diputación de Cádiz colabora en la organización de esta iniciativa pionera que tiene entre sus objetivos realizar una reflexión seria y profunda sobre la industria del vino en Andalucía y promover el debate sobre los nuevos retos de internacionalización. La presidenta Irene García ha intervenido en la inauguración del Congreso para, en primer lugar, señalar el “éxito” que ya supone haber conseguido la unidad de instituciones públicas y privadas en torno a este encuentro de carácter científico y empresarial, con una agradecimiento especial para los impulsores del mismo, que son la Academia Andaluza de Ciencia Regional, el Círculo de Artesanos de Sanlúcar y la Universidad de Cádiz.

Por otro lado, Irene García se ha referido a la importancia que tiene para Andalucía, y especialmente para la provincia de Cádiz, este sector estratégico “que genera economía y empleo y que está ligado al desarrollo de otro sector fundamental como es el turismo”. A la vez, ha dicho la presidenta, “estamos en un momento clave para potenciar nuestra industria vitivinícola vinculándola a la innovación, la tecnología y la calidad que identifica a los caldos de esta tierra”. Y todo esto, ha asegurado, “hay que saber darlo a conocer. Somos una de las provincias más exportadoras de España y es nuestra responsabilidad contarlo para generar nuevas oportunidades económicas y de empleo. Más en un momento de crecimiento importante como el actual, con el nacimiento de muchos vinos jóvenes”.

García ha concluido diciendo que la provincia de Cádiz, a través de la Diputación, “quiere contribuir a trazar el camino a seguir en la industria del vino, a la vez que trabajar en la promoción internacional de nuestros productos”.

También el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, ha estado presente en el acto inaugural del Congreso. Ha animado a los presentes a sacar el máximo provecho de estas tres jornadas de trabajo en las que tendrán la oportunidad de “debatir propuestas en torno a una actividad que nos ayuda a potenciar la imagen de Andalucía en el mundo, que aúna economía y patrimonio”. El consejero ha hecho hincapié en destacar que “la cultura del vino forma parte de nuestras señas de identidad, de ahí nuestra obligación de salvaguardarla”.

Desde la Junta de Andalucía se está trabajando en diversas estrategias de promoción de la industria del vino, vinculándola con sus dimensiones turística, gastronómica, patrimonial y cultural, con la puesta en marcha, por ejemplo de rutas en las que el vino es el protagonista. Además, ha señalado la oportunidad que supone para Sanlúcar, la provincia de Cádiz y el resto de Andalucía, el hecho de enmarcar el Congreso en el V centenario de la primera vuelta al mundo, que se va a celebrar entre 2019 y 2022. Una efeméride, ha dicho, en la que el vino también tendrá un papel protagonista.

El alcalde de Sanlúcar de Barrameda, Víctor Mora, ha manifestado que recordado la vinculación histórica de la localidad con el mundo del vino y ha animado a los participantes no sólo a sacar el mayor partido a las ponencias y debates, sino también a disfrutar de Sanlúcar. Además, ha avanzado distintos proyectos encaminados a potenciar la vertiente cultural y turística del vino en el municipio.

Todos los intervinientes en la jornada inaugural han coincidido en señalar que la elección de Sanlúcar de Barrameda para la celebración de este Congreso “no es casual”. La ciudad pertenece a hasta cuatro denominaciones de origen y su cultura vitivinícola se remonta a la época de la colonización fenicia, siendo la manzanilla su caldo más característico.

El sector del vino en Andalucía aporta riqueza, genera empleo y es un puntal del desarrollo del tejido socioeconómico de la región, además de ser un modelo de desarrollo sostenible. En la actualidad este sector se enfrenta a múltiples retos debido al creciente proceso de globalización e internacionalización del mercado del vino, la aparición de nuevos países exportadores, la elaboración de nuevos vinos y el cambio en el gusto de los consumidores. Todas estas circunstancias hacen necesario realizar una apuesta firme y decidida por el sector vitivinícola andaluz para hacerlo más competitivo, basado en la eficacia, la calidad y la innovación tecnológica.

Hasta 40 instituciones participan en la organización del Congreso, contando con la participación de todas las universidades andaluzas y otras de España y el extranjero.

trekantmedia banner


 

Portal de Cádiz Social