Vehículo de la Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han asistido a un vecino de El Puerto de Santa María de 75 años de edad que había sufrido un ictus mientras se encontraba en su domicilio en estado de semi inconsciencia.

Su hija solicitó ayuda a través del 091 acudiendo al lugar, rápidamente, dos dotaciones policiales que accedieron a la vivienda y evitaron que el hombre se asfixiara con su propia lengua o fluidos.

La Sala Operativa del 091 recibió una llamada en la madrugada del pasado 22 de diciembre donde una mujer informó que temía que a su padre le hubiera pasado algo, tras intentar ponerse en contacto con él sin conseguirlo y habiendo, previamente, recibido varias llamadas suyas.

Dos indicativos de los Grupos de Atención al Ciudadano se desplazaron hasta el domicilio del padre donde los agentes se vieron obligados a saltar un muro para acceder a un patio posterior de la vivienda, observando a un hombre que se encontraba sobre la cama echando espuma por la boca.

Los policías, ante tal situación, decidieron entrar al domicilio rompiendo la puerta de entrada para auxiliar a esta persona. El hombre tenía las vías respiratorias obstruidas por sus propios vómitos, por lo que para liberarlas, los agentes lo colocaron en la posición lateral de seguridad.

El equipo sanitario que acudió al lugar trasladó al paciente al Hospital Universitario de Puerto Real donde el servicio médico de Urgencias confirmó que esta persona había sufrido un ictus y que había sido determinante la actuación de los policías.

El servicio fue realizado por agentes del Grupo de Atención al Ciudadano de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de El Puerto de Santa María (Cádiz).

 

whatsapp image 2022 09 23 at 14.01.56

Portal de Cádiz Social