Contador de agua

FACUA Cádiz va a iniciar una campaña para denunciar los fraudes que la empresa suministradora de agua Aqualia (perteneciente al grupo FCC) está cometiendo en los municipios de nuestra provincia en los que tiene adjudicada la prestación de este servicio.

El Presidente de esta organización, David Cifredo, anunció durante una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en el día de ayer en Jerez de la Frontera que "esta organización va a convocar asambleas informativas en dichas localidades con la finalidad de informar a los usuarios sobre sus derechos y la forma en la que deben actuar si padecen estas irregularidades".

Actualmente, en nuestra provincia, Aqualia gestiona el suministro de agua, entre otros, en los municipios de Jerez de la Frontera, La Línea de la Concepción, El Puerto de Santa María, Barbate, Sanlúcar de Barrameda y Benalup - Casas Viejas. FACUA Cádiz anima a los usuarios que sean víctimas de estos fraudes a denunciarlo en las redes sociales utilizando la etiqueta #fraudeAqualia.

Cifredo señaló que "la empresa está sustituyendo los contadores con la excusa de que lo hace en cumplimiento del Reglamento del Suministro Domiciliario de Agua, que obliga a las empresas suministradoras a la revisión periódica de dichos equipos". Al efectuar el cambio de contador, Aqualia, "sin la autorización ni el conocimiento de los usuarios, está aumentando el calibre de los contadores (de 13 a 15 mm.), lo que supone un importante incremento en el importe del recibo de agua y, por tanto, de los ingresos de la empresa", indicó.

Este hecho ha sido denunciado por la Asociación ante la Delegación de Industria de la Junta de Andalucía, que le ha dado la razón, indicando que, en estos casos, la empresa suministradora se encuentra obligada a reintegrar al usuario las cantidades que facture en exceso tras el cambio del calibre del contador y, además, a reponer en la instalación el antiguo calibre o, en defecto de esto último, cobrar la tarifa correspondiente al sustituido y no al nuevo.

FACUA Cádiz se ha dirigido por escrito a los ayuntamientos de los municipios en los que Aqualia tiene la concesión del suministro de agua para informarles de estos hechos y reclamarles que adopten las medidas que sean oportunas para que la empresa cese en su actuación y reintegre de oficio los importes cobrados indebidamente a todos los usuarios que hayan sido víctimas de este fraude.

El responsable de FACUA Cádiz también señaló que un gran número de usuarios se han dirigido a esta organización para denunciar que la empresa les acusa falsamente de haber manipulado sus contadores, sin aportar pruebas fehacientes de ello.

La Asociación señala que la actuación de Aqualia ante los supuestos de fraude carece, en la inmensa mayoría de las ocasiones, de la transparencia y del rigor necesarios para garantizar los derechos de los usuarios afectados, impidiendo que éstos puedan defenderse ante tales imputaciones, de forma parecida a lo que están llevando a cabo las empresas del sector eléctrico, lo que también ha sido objeto de denuncia por parte de esta organización.

Concretamente, FACUA Cádiz señala que las inspecciones en las que presuntamente se constatan los fraudes son realizadas, exclusivamente, por personal de la empresa y sin la presencia de los usuarios, que tienen conocimiento de las mismas tras recibir una notificación en la que Aqualia les comunica la presunta detección del fraude y que, por ello, se ha procedido a sustituirle el contador, por lo que no se les permite efectuar comprobación alguna, lo que les coloca en una situación de absoluta indefensión.

Por otra parte, FACUA Cádiz también acusa a Aqualia de realizar incorrectamente la liquidación de las cantidades que pretenden que les abonen los usuarios acusados de la manipulación de los contadores, de forma que el importe a pagar es muy superior al establecido para estos casos por la normativa vigente.

La Asociación teme que usuarios que no han cometido irregularidad alguna acaben pagando por temor a sufrir el corte del suministro. Por ello, les recomienda no ceder a las presiones de la empresa y a denunciar sus casos ante la Delegación de Industria de la Junta de Andalucía, que sólo autorizará el corte del suministro cuando la denuncia sea resuelta a favor de la empresa y, en tal caso, el usuario no abone las cantidades correspondientes.

FACUA Cádiz también aconseja a los usuarios formular reclamaciones ante la empresa solicitándoles que anule el expediente abierto por el presunto fraude y que, en caso de que la empresa no acceda a sus peticiones, eleven dichas reclamaciones ante el Servicio de Consumo de la Junta de Andalucía.