1537003089256transplantemedulaestandar

Son ya más de 10.000 los pacientes que han recibido un trasplante de médula ósea en Andalucía desde que se inició esta actividad en 1981. Este tipo de trasplante ha alcanzado los niveles más altos desde que se inició esta actividad en la comunidad y ha crecido un 60% en la última década. 

Así, al cierre del año, Andalucía contaba con 111.209 donantes inscritos en el Registro Español de Donantes de Médula ósea (REDMO) gestionado por la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia. Además, los donantes de médula ósea han crecido un 364% en la última década en Andalucía desde la puesta en marcha del Plan Nacional de Médula. A lo largo de 2021 se han inscritos 3.291 nuevos donantes a este registro. Andalucía es, en números absolutos, la comunidad autónoma que ha aportado más donantes al Plan Nacional de Médula, lo que representa el 24,5% de los donantes de España. Es importante recordar que la edad para inscribirse en el Registro de Donantes de Médula Ósea es entre 18 a 40 años y preferiblemente varones. En Andalucía, los centros de referencia para hacerse donante de médula son los Centros de la Red Andaluza de Medicina Transfusional, Tejidos y Células y en concreto, en el CTTC de Málaga se realiza el tipaje de todos los donantes de médula de Andalucía para su posterior registro en el REDMO. La efectividad del registro de donantes andaluces es cada vez mayor, al inicio del Plan Nacional de Médula en el año 2012, tan sólo se producían cinco donaciones efectivas anuales en Andalucía, mientras que en el pasado año fueron 46, lo que significa que 46 personas pudieron salvar su vida gracias a estas donaciones, 23 en España y otras 23 en diferentes países, ya que cuando los datos de un donante se inscriben en el Registro Español de Médula Ósea, estos pasan automáticamente al Registro Mundial, donde quedan a disposición de cualquier paciente en el mundo que lo necesite.  

A lo largo del pasado año se realizaron 598 trasplantes de progenitores hematopoyéticos (TPH) -o de células madre de la sangre-, dentro de los que se incluyen médula ósea, sangre periférica y cordón umbilical. De ellos, 346 eran del propio paciente, mientras que 252 fueron obtenidos de un donante. Estas cifras insisten en el crecimiento sostenido de esta técnica terapéutica, ya que supone un aumento del 11% de trasplantes en el año 2021.

Andalucía dispone, asimismo, de 23.579 unidades de sangre de cordón umbilical (SCU), un 37% de todas las almacenadas en España (64.109) y el mayor registro de España. En 2021 se enviaron 49 unidades de SCU para trasplante, ocho para pacientes nacionales y 41 para extranjeros.  Conforme han pasado los años, la opción de trasplante con SCU se ha ido reduciendo por el desarrollo de otros tipos de trasplante. A pesar de ello, el Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical de Andalucía, ubicado en el Centro de Transfusiones, Tejidos y Células de Málaga, ha mantenido el número de unidades distribuidas tanto a hospitales nacionales como internacionales, el 44% de todas las Unidades distribuidas por bancos españoles, siendo junto con el Banco de Cataluña, los bancos que más unidades distribuyen. 

Los datos de la actividad del pasado año también subrayan que la actividad de TPH no ha dejado de aumentar, con un incremento del 11% en 2021. Pero, sin duda, lo que más ha aumentado es el trasplante alogénico proveniente de un donante no familiar en un 38% (el pasado año se realizaron 108 trasplantes de este tipo) resultado del amplio desarrollo de esta opción de tratamiento y de la inclusión de cada vez más donantes voluntarios en el REDMO. En el 95% de los casos se encuentra un donante o una unidad de sangre de cordón umbilical. Si a estas opciones se añade el trasplante haploidéntico con un donante familiar compatible al 50%, en la actualidad todos los pacientes disponen de un donante adecuado. 

En 2021 se activaron 173 nuevas búsquedas de donante no emparentado para pacientes andaluces. En la última década, el tiempo medio de búsqueda de un donante se ha reducido de manera muy importante y actualmente es de 26 días. En lo que respecta a la procedencia del donante no familiar, el pasado año el 26% procedieron del registro español. Este incremento facilita la logística y mejora la sostenibilidad de nuestro sistema y es una de las claves que marca el Plan Nacional de Médula Ósea.

La Consejería de Salud y Familias quiere agradecer la solidaridad de los donantes, la colaboración de las asociaciones de pacientes trasplantados y la labor de los profesionales que forman parte de los equipos de trasplante de Médula, así como a la Red Andaluza de Medicina Transfusional, Tejidos y Células, todo lo cual ha posibilitado alcanzar los datos de donación y trasplante registrados hasta la fecha.