aw407773 1

Sin el barco español se iniciaba el segundo y último día del Spain Sail Grand Prix | Andalucía - Cádiz. La carrera se ponía en marcha con vientos de 36 km/h y con sólo siete barcos en competición. Dinamarca empezaba dominando y parecía que era la que mejor se adaptaba a las difíciles condiciones meteorológicas, con vientos fuertes y con rachas que superaban los 40 km/h. No obstante, rápidamente Nueva Zelanda y Gran Bretaña tomaban el mando y Japón se apuntaba a la fiesta. Era una prueba de auténtica supervivencia. Victoria de Nueva Zelanda, seguido de Gran Bretaña y Estados Unidos.

La segunda carrera del día daría los finalistas. Todo estaba abierto, no había favoritos claros en una jornada donde reinaba el caos debido al fuerte viento. Nuevamente salida rapidísima donde Nueva Zelanda se iba para atrás, mientras que Gran Bretaña, Japón y Francia fueron los primeros protagonistas. Pero al final, Australia fue quien se llevó el gato al agua, ganando la prueba, seguido de Gran Bretaña y Japón.

La final entre Gran Bretaña, Australia y Estados Unidos ha sido también accidentada. Nada más salir, al equipo británico patroneado por Ben Ainslie le ocurría lo mismo que minutos antes a los españoles y volcaban a los pocos segundos de tomar la salida. La final se convertía, en ese momento, en una carrera a dos entre australianos y americanos, con triunfo para los de Tom Slingsby de forma autoritaria.