970x250px me vacuno


Equipo de España en la SailGP / Andrew Baker for SailGP

Público vibrante y entregado. Todo estaba preparado en Cádiz para vivir una segunda y última jornada del Gran Premio de España de SailGP. Los ojos estaban puestos en el equipo español y los tripulantes del F50 Victoria aún sentían el calor recibido el día anterior al volver a puerto tras el primer día del Spain Sail Grand Prix | Andalucía - Cádiz. Se preveía una jornada eufórica en la Bahía de Cádiz, pero no pudo ser. Los anfitriones volcaron y quedaron fuera de competición antes de empezar. 

El viento de levante apareció con fuerza y el F50 Victoria fue el primero en sufrir las consecuencias. Mientras navegaba en mitad de la bahía de Cádiz camino del campo de regatas, una fuerte racha hizo que se levantaran los timones y el equipo perdiera el control del barco yéndose hacia adelante y, en consecuencia, volcara y rompiera la parte superior de la vela-ala. Afortunadamente ningún tripulante a bordo en ese momento sufría ningún daño. Robertson, Florian Trittel, Diego Botín, Joan Cardona, Mateu Barber y Jordi Xammar se llevaban, eso sí, un gran susto y decepción. El barco español se retiraba debido a los graves daños. Pero éste no sería el único accidente de la jornada. 

 

En deuda con la afición gaditana

Florian Trittel, trimmer de ala del equipo español, comentaba minutos después, todavía desde el agua: “Me emociono sólo de pensarlo. Iba a ser un gran día para todos nosotros aquí en Cádiz”. Y añadía: “quiero pedir perdón a todo el mundo que ha venido a ver el show y no se lo hemos podido dar”. Trittel está convencido que “para nosotros era muy importante estar aquí, tan arropados por todo Cádiz y estoy seguro que España estará pronto arriba. Volveremos más fuertes”. Diego Botin, flight controller del equipo, añadía: “ha sido el mejor evento de calle, nos sentimos en deuda con Cádiz y con España. Les debemos una y el año que viene volveremos a tope para devolverles lo que nos han dado”.

Trittel explicaba el accidente: “Salimos con mucho viento. Por fallos nuestros en la primera maniobra de arribar, que es también la más arriesgada, se nos ha descontrolado el barco y hemos pinchado de proa, acabando en una volcada. Esto ha hecho que se rompiese nuestra ala y, en consecuencia, muchas más partes del barco”. Este es el segundo vuelco del F50 Victoria esta temporada: “La volcada de Dinamarca fue muy progresiva y despacio. La de hoy, con más viento en una arribada, más brusca y mucho más extrema, ha producido que tanto Diego como yo saliéramos disparados al ala del cockpit”. Diego Botín, flight controller del equipo español, era de la misma opinión que Trittel: “Sabemos que hoy iba a ser un día muy complicado debido al fuerte viento, íbamos con la vela intermedia pero no pensábamos que ocurriría esto”. Phil Robertson, piloto del equipo español, añadía: “Tenemos mucho trabajo por hacer para estar listos para el próximo Sail Grand Prix. Es una cuestión de arreglar los desperfectos, tenemos que seguir avanzando y aprender de ello”.

portaldecadiz 300x300

Portal de Cádiz Social