sevillafc bandera

El balón ha empezado a rodar y nos encontramos a las puertas de la sexta jornada del campeonato. La Liga sigue siendo una de las competiciones más importantes del mundo. Hablamos de uno de los trofeos domésticos con mayor repercusión mediática.

Cada inicio de temporada genera una gran cantidad de contenido; noticias en prensa, programas de tertulia y actualidad, análisis y predicciones en las diferentes casas de apuestas, y también un espectáculo basado en la aclimatación de los fichajes ante un nuevo curso. Es en este campo, en el de los fichajes, donde nos queremos centrar para destacar un nombre propio: Jesús Joaquín Fernández Sáenz de la Torre, conocido futbolísticamente con el nombre de Suso.

El jugador, nacido en Algeciras en 1993, ha conseguido encontrar un club nacional donde crecer profesionalmente después de ser todo un trotamundos del fútbol. Con sólo 26 años ya ha militado en otros clubes de renombre europeo como es el caso del AC Milan o el Liverpool. Esta es su historia:

Su primera aventura en el fútbol internacional se inició en 2010, cuando firmó su primer contrato como profesional con el Liverpool. Suso ya había disputado algunos partidos de exhibición, y el club decidió quedárselo en propiedad. No se trata del único futbolista presente en el duopolio Liverpool - Cádiz. En sus dos primeros años en Inglaterra militó en el equipo reserva de Anfield, esperando su oportunidad. Un hecho que llegó el año 2012 al disputar un partido de la fase de grupos de la Europa League. El rival fue el Young Boys, y disputó la segunda parte del enfrentamiento. Ante la falta de ritmo competitivo y la competencia inherente de un club monstruoso como es el Liverpool, el jugador decidió volver a su tierra natal para seguir creciendo como profesional.

En 2013 fue cedido al Almería, equipo que aquella temporada disputaba la Primera División española. Como volvía a España cedido por un club grande como era el Liverpool, las expectativas eran altísimas. Desgraciadamente, el jugador no supo integrarse ni en el equipo ni en la competición y fue una de las decepciones más sonadas del curso; se ganó incluso la enemistad de una parte de la afición andaluza.

La temporada 2014-2015, cuando el jugador regresó a Inglaterra tras su cesión con el Almería, no encontró ningún tipo de oportunidad. Solo disputó un único partido con la camiseta red en toda la primera vuelta de la temporada. Es en este contexto cuando tomó una decisión capital con relación a su futuro profesional: firmó por el AC Milan. El 12 de enero de 2015 se hizo oficial una contratación que fue plenamente idónea con relación a su proyección internacional. La primera temporada fue complicada, pero a partir de la de 2016-2017 el jugador se consolidó como titular disputando más de 30 partidos por temporada: 34 la 16-17, 35 la 17-18- y 35 la 18-19. Entre los años 2015 y 2020 disputó un total de 126 partidos con Milán, anotando 21 goles y cediendo 13 asistencias. Unas cifras notables teniendo en cuenta la dificultad inherente del campeonato italiano en materia ofensiva.

En su etapa en Italia también recibió un regalo impagable, una convocatoria con la Selección Española absoluta: debutó el 14 de noviembre de 2017. Su rendimiento ascendente hizo que el Sevilla -siempre atento al mercado internacional- se fijara en su nombre. El jugador llegó cedido a la entidad hispalense el 29 de enero de 2020 y el 20 de julio de ese mismo año pasó a formar parte del equipo en calidad de incorporación.

El jugador se encuentra ante una temporada que debe ser capital con relación a su rendimiento. Suso se ha mimetizado totalmente con la idiosincrasia del equipo, y dispone de la confianza plena de su técnico, Julen Lopetegui. Ha sido la incorporación más cara de este curso y Suso ya ha destacado públicamente su implicación y cómo ha mejorado colectivamente desde que milita en el Sevilla.

Hasta el momento ha disputado un total de 3 partidos en dos demarcaciones diferentes: extremo derecho y medio centro ofensivo. En los tres enfrentamientos no ha conseguido marcar ningún gol ni realizar ninguna asistencia, pero su rendimiento es positivo si tenemos en cuenta otro variables intangibles como su capacidad de asociación. El gaditano se encuentra ante un momento clave en la temporada, si sigue su proyección ascendente y se establece en los onces de Lopetegui de manera definitiva, seguro que se gana la confianza del seleccionador Luis Enrique Martínez con el horizonte de la Eurocopa del próximo año.