Mercedes del Pilar Gil Sánchez

La novela romántica 'Las vacaciones que iluminaron mi vida' (editorial Dalya ) de Mercedes del Pilar Gil Sánchez, se presentará en el Espacio Literario Fernando Quiñones de Cádiz, situado en el antiguo Bastión del Orejón, frente a la estatua dedicada al escritor gaditano junto la entrada del Paseo que también lleva su nombre, este miércoles 13 de marzo a partir de las 19:30 horas, en un acto conducido y presentado por Ramón Luque Sánchez.


Sobre la novela

 
En Las vacaciones que iluminaron mi vida, Novela romántica de Un Viaje Interior y Vivencial.,se respira la sensibilidad personal de Mercedes en el relato de unas vacaciones que Juan, el protagonista, inicia con la esperanza de hacerle olvidar el fracaso de su relación con Armanda. Las vacaciones tienen un efecto catártico y la autora coloca suficientes hitos en las páginas de la novela para que el lector pueda imaginarse el emotivo y romántico final feliz en brazos de Marta, su vecina. La autora describe con sicología femenina los cambios emocionales del protagonista y el lector vive con intensidad el trazo naïf de las anécdotas que jalonan la novela. Hay muchas novedades en esta literatura, sobre todo la mirada. Es una mirada que expresa una capacidad de no mentir, de hacer bueno lo que siempre suele decir Mario Vargas Llosa de la Literatura, de la novela en concreto: que es la verdad de las mentiras. Lo digo porque ya no sé, la verdad, si lo que he leí- do, esta historia que contra lo que decía el poeta Gil de Biedma de la de España, que siempre acaba mal, esta acaba bien. Quiero decir que hay un triunfo del amor y de una atmósfera que, estoy persuadido, sólo una mujer de gran sensibilidad y talento es capaz de construir. (Enrique Montiel, en el prólogo)-


Sobre la autora
 

Mercedes Gil Sánchez: Nací públicamente y para la literatura a finales del 2012. Lo hice en forma de “bloguera” con “cuentameuncuentoabuela.blogspot.com.es”, bajo el sobrenombre de #AbuelaTeCuenta. Un blog dedicado a mis nietos que surgió para mostrarles mis cuentos y poemas infantiles, que brotaban de forma sencilla. Tímidamente, desde 2015, comienzo a escribir relatos, sin dejar de lado la poesía ni mi dedicación al mundo infantil. Mi vacilación ha provocado que me haya costado hacerme visible para el público, mostrar mi nombre e imagen. El valor para conseguirlo se lo debo a mis lectores, al ánimo insuflado en lo más profundo de mi corazón con sus comentarios amables y valiosísimos. A ellos también les debo mi continuación y afán de superación en el mundo de la escritura. Gracias a estas favorables circunstancias he quedado finalista en veinticuatro concursos internacionales, he ganado algún premio, he publicado en revistas literarias, en treinta y cinco antologías, conocido el inmenso placer de verme rodeada de grandes escritores al calor de amigables tertulias y, me he atrevido a cumplir un sueño que llevo conmigo desde mi más tierna infancia, dar vida a una novela: Las vacaciones que iluminaron mi vida. Un libro que espero lean ustedes con el mismo cariño con el que ha sido escrito.