Monasterio de Santa María del Arrabal / Amigos el Monasterio de Santa María

La Asociación Cultural, Artística y Literaria 'Foro Libre', dentro de las actividades en la calle organizadas por la entidad desde sus 27 años de histsoria, organiza para este miércoles 23 de enero, a las 10:45 horas una visita al Monasterio de Santa María del Arrabal de Cádiz, dentro del cliclo 'Joyas artísticas de Cádiz'.

El Monasterio del Arrabal de Santa María se funda en el año 1527 bajo la advocación de Nuestra Señora de la Concepción, para una comunidad de franciscanas concepcionistas en lo que era la Ermita de Santa María del Arrabal junto con unas casas colindantes.

En el año 1596 Cádiz sufre el peor asalto de su historia, a cargo de la flota conjunta angloholandesa, por el cual el convento es asediado y su iglesia incendiada, por lo que hubo de reconstruirse el conjunto, habiendo constancia de que en 1605 las obras, bajo la dirección de Luis Ramírez, se encontraban ya en un estado muy avanzado, con una iglesia sencilla de planta rectangular y una sola nave cubierta con bóveda de cañón.

En 1616 y bajo el patronazgo del comerciante genovés Esteban Blanqueto, se emprenden importantes mejoras, disponiéndose una nueva Capilla Mayor con la que se aumentó la cabecera considerablemente. El encargado de las obras fue el entonces Maestro Mayor de la ciudad Alonso de Vandelvira, quien refleja en ellas la formación debida a su padre el prestigioso arquitecto Andrés de Vandelvira, además de la influencia recibida del círculo manierista de sus trabajos en la ciudad de Sevilla.

Junto con esas obras en la iglesia se levanta una nueva capilla para la Cofradía del Nazareno en el espacio que ocupaba el compás del convento, según trazas del propio Vandelvira, de planta cuadrada y cubierta abovedada, obra que fue posteriormente ampliada a finales del siglo XVII con un nuevo espacio para el presbiterio. Entre esa capilla y la fachada primera del convento quedó un espacio cuadrangular que fue cerrado por la comunidad, levantando una nueva portada alineada con el muro exterior de la capilla del Nazareno, sobria y elegante, cuyo diseño se debe también a Vandelvira: una magnífica y sencilla portada en piedra de dos cuerpos de altura, el inferior dispuesto según una pareja de columnas dóricas a cada lado de la puerta, que sostienen un entablamento clásico y entre las que se disponen hornacinas; y el superior con tres hornacinas menores agrupadas, la central de mayor altura.

Organizado a la manera de las Torres-fachadas, sobre esta portada se levantan varios cuerpos decrecientes en planta y superpuestos en altura, de entre los que destaca el que aparece bajo las campanas, un cuerpo de planta cuadrada y factura barroca, de fachada con líneas muy movidas que centra un estrecho balcón en cada frente.

De la primera etapa constructiva de la Iglesia de Santa María se conserva muy modificado el retablo de la Capilla de los Villavicencio, siendo las demás piezas muebles obra de los siglos XVIII y XIX. Destaca del conjunto el Retablo Mayor de madera dorada y un aguamanil realizado en mármol para la Sacristía por Cayetano de Acosta, todo ello del siglo XVIII. De la misma época son también los retablos y otros elementos decorativos de la Capilla del Nazareno, donde se muestra un singular zócalo de azulejos holandeses donados en el año 1670 por los hermanos Zúcar, miembros de una importante familia de cormerciantes armenios.

whatsapp image 2022 09 23 at 14.01.56

Portal de Cádiz Social