17052022 we can do carnaval 083

El Colectivo de Prostitutas de Sevilla ha emitido un comunicado en relación a la "estigmatizante" letra de la comparsa 'We can do... Carnaval!" de Marta Ortiz y de 'Los conquistadores' de Germán Rendón hacia las trabajadoras sexuales.

El comunicado íntegro remitido a Portal de Cádiz es el siguiente:

En las últimas semanas, el Carnaval de Cádiz se ha hecho eco de una comparsa que para algunas personas ha supuesto un revuelo por ser la primera escrita y compuesta por mujeres. Desde el Colectivo de Prostitutas de Sevilla (CPS) lo consideramos un avance en el mundo del carnaval, superando algunas de las limitaciones que impone el sistema patriarcal, en el que hasta ahora su papel en la fiesta se encontraba invisibilizado (costureras, diseñadoras, maquilladoras, etcétera) como en tantos otros espacios. Han conseguido un gran logro en cuanto a visibilización de las mujeres carnavaleras en un mundo rodeado de privilegio, en que los hombres cisheteroblancos han copado todo el protagonismo.

Pese a que felicitamos a la comparsa We Can Do y a sus componentes por un merecido premio, no podemos dejar de lado que en una de sus letras se ataque de forma directa a las trabajadoras sexuales , su contexto y sus vidas. Las prostitutas no hemos estado calladas nunca, y menos recientemente, como demuestra la aprobación de la Ley del Solo Sí es Sí eliminando el intento de persecución de nuestros domicilios y espacios de trabajo. Esto ha sido posible precisamente porque hemos hablado con voz propia y algunas organizaciones políticas nos han escuchado.

Desde el CPS somos conscientes de que la manera de combatir la idea de que pagar por sexo es un derecho se combate con una buena educación sexual, no mediante la estigmatización, dejando de referirse a nosotras como "objetos" o "esclavas" que debemos ser salvadas en lugar de mujeres que ejercemos el trabajo sexual como una forma de supervivencia ante el sistema desigual en el que vivimos. Esto no nos hace ningún favor, y apuntala un estigma y un concepto de prostituta que anula y silencia nuestras voces, obviando nuestro consentimiento.

Esto supone un ataque más hacia las trabajadoras sexuales que dan la cara y alzan la voz. También lo hacen acciones como las de algunas integrantes de We Can Do, que recientemente acusaron a Mª José Barrera, cofundadora del CPS, de "captar niñas para la prostitución" o de pertenecer a un supuesto "lobby proxeneta".

Esta letra, junto al pasodoble de la comparsa Los conquistadores (en la que hemos evitado detenernos precisamente porque no aportan nada transgresor) evidencia algo que el movimiento de trabajadoras sexuales viene señalando desde hace ya años: quienes dan estos discursos no tienen ninguna propuesta que no sea multar o encarcelar a los diferentes sujetos que intervienen en la prostitución, obviando factores estructurales como la Ley de Extranjería, que empuja a muchas mujeres a la prostitución. Las mismas que luego son expulsadas por carecer de regularización administrativa.

Como feministas nos entristece ver a mujeres defendiendo un feminismo hegemónico, exclusivo, privilegiado y que no duda en pisar a otras para avanzar. Como conocedoras de la realidad del trabajo sexual en primera persona, les decimos que revisen sus fronteras, su blanquitud y su privilegio. Que apoyen iniciativas como la ILP #RegularizaciónYA, que exijan planes de empleo que no precaricen a las mujeres que quieren dejar la prostitución, que combatan la transfobia y los discursos de odio al que las personas trans estamos asistiendo y que se posicionen en contra de cualquier intento de criminalización. Por último, para quienes defienden la abolición como única solución al problema les preguntamos: ¿clandestinas o con derechos?