La chirigota de Vera Luque ha emitido un comunicado para informar de su decisión de no participar en las galas de Carnaval que están previstas celebrarse en el Gran Teatro Falla el próximo mes de febrero.

A través de un comunicado explican lo siguiente:

Dado que la gente nos pregunta acerca de nuestra participación en las galas de Carnaval que se celebrarán durante el mes de febrero en el Teatro Falla, hemos decidido explicar nuestro parecer al respecto,en estas líneas.

La pregunta es ¿Vamos a ir?

La respuesta es NO

¿Por qué?

Primero porque no debemos. Por una cuestión de responsabilidad. Porque no nos reunimos todos desde el 15 de septiembre, y estamos deseando volver a reunirnos, y darnos un montón de abracitos, de besitos, y sobre todo mucha carga con los peinaítos y la ropa de cada cual. Pero no se debe. Sabéis que durante el mes de julio cantamos en tres ocasiones, cuando el ambiente se relajó. Desde entonces están los tipos guardados, por lo que para cantar ahora tendríamos, necesaria e imperiosamente, que ensayar. Y ni debemos, ni queremos, meternos trece personas bajo un mismo techo a cantar, lanzándonos mutuamente lo que la Ciencia llama aerosoles, y nosotros llamamos perdigonazos, básicamente. No debemos, ni queremos, porque muchos de nuestros viejos son mayores, algunos octogenarios, o tienen problemillas de salud. Y si estamos intentando cumplir lo más estrictamente que podemos las medidas por tal de no perjudicarlos, no tiene sentido ninguno que trece personas nos metamos bajo un mismo techo a berrear “Somos los hinchapelotas” como si no hubiera un mañana.

Segundo, porque aunque quisiéramos, no podemos. Ensayamos en un colegio (no podemos entrar), nuestro local es pequeñito (creemos que ni entrando seis personas se respeta la distancia de seguridad), vivimos desperdigados por la capital, la provincia y hasta hay un sevillano (si nos confinan perimetralmente no creo que sirva un salvoconducto consistente en tres cuplés en una hojita doblá), y habrá toque de queda (si pudiéramos ensayar a las seis de la tarde, enseguía nos hubiéramos perdido la Champions to estos años). O sea, imposible, inviable, y apelando de nuevo a la responsabilidad…innecesario.

No dudamos de la buena voluntad por parte de los organizadores. No dudamos de que el Teatro cumple las medidas a la perfección. Y por supuesto,apostamos por la Cultura Segura. Pero también por minimizar los riesgos en tiempo de pandemia. Y para nosotros, esto supone un riesgo prescindible. Entendemos y apoyamos a músicos, artistas, profesionales de la escena, técnicos, representantes,etc que deben actuar, cantar, trabajar, puesto que esa es la manera que tienen de pagar la luz (con sus castas), el agua, y la compra del mes. Todo el esfuerzo que hagan las instituciones y organismos públicos para ello, es de agradecer. Nosotros, afortunada o desafortunadamente según se mire, no necesitamos exponernos porque salir en Carnaval no es nuestra base económica. Y por suerte hoy en día, todo el mundo tiene fácil acceso a la cultura carnavalesca gracias a los cientos de vídeos que pululan por Internet, donde nos podemos empapar de todo el Carnaval que queramos desde hace cuarenta años para acá en formato vídeo, y aún más antiguos en formato audio. Toneladas de cultura carnavalesca están al alcance de todos tan sólo con apretar una tecla. Por un año con un febrero vacío, ésto no se va a perder, es imposible. Por tanto, es prescindible nuestra participación presencial, estando como estamos, en una de las fases más duras de una pandemia, que se está llevando a mucha gente por delante.

No creo que se dude de nuestro amor a esta fiesta. De nuestra pasión. Y de las infinitas ganas que tenemos de compartir coplas, ratos, con la gente a la que le gusta ir a vernos, con los compañeros del resto de grupos, y sobre todo con nosotros mismos y nuestras familias. Pero a corto plazo, y mientras que nos veamos sumergidos en estos momentos duros que está dando el putito bicho, los descartamos con todo el dolor del corazón. Esperamos, como todo el planeta, que esto se arregle pronto y que llegue cierta normalidad. Al menos, que se relajen las medidas y sea posible, sin el riesgo que ahora existe, retomar las actuaciones. Por el momento, en el horizonte no vislumbramos ninguna actuación, (a pesar de que han contactado con nosotros para algunas más previstas para el mes de febrero, las cuales tampoco llevaremos a cabo), hasta el próximo 29 de mayo, sin que descartemos ponernos en marcha antes, si las circunstancias lo permiten. Dado el tiempo que queda aún para ello, y viendo el panorama, no podemos descartar ni garantizar nada. Se irá viendo.

Ojalá lleguen pronto los momentos de dejar a un lado los coditos, que estamos tol mundo como el Cuco, y saludarnos como el Dios Momo manda: con un fuerte achuchón y con una cervecita en la mano. Cuando eso ocurra, sea la fecha que sea, somos capaces de invadir la escalera de Medicina como un domingo de Carnaval cualquiera, y sin contratos ni protocolos de por medio, pegarnos una tarde entera cantando. Avisaremos si así es para que se apunte to quisqui. Y de esa forma recuperaremos parte del tiempo perdido, y celebraremos la alegría y la vida.

Ya queda menos.

Besos y abrazos virtuales.

trekantmedia banner

 

 

Portal de Cádiz Social