José María González disfrazado / Ayuntamiento de Cádiz

El presidente del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Cádiz, Juancho Ortiz, ha lamentado hoy que “el regalo de Navidad de Kichi haya sido cargarse las delegaciones municipales de Cultura y Fiestas con una reunificación que nos recuerda a los más viejos modelos de gestión municipal cuando estas dos materias eran considerados asuntos menores”.

Asumir que ni la Cultura ni el Carnaval en Cádiz tienen la suficiente entidad como para tener una Delegación Municipal propia es, según los populares “un desprecio al Carnaval de Cádiz y a la Cultura en la ciudad”. Juancho Ortiz indicó que “desgraciadamente era algo que se veía venir cuando temporada tras temporada comprobábamos la eliminación de programas culturales, festivales y actividades que se habían arraigado en la ciudad a lo largo de los años. O cuando veíamos que un evento como la Capitalidad Iberoamericana del Carnaval era desaprovechado para proyectar nuestra mayor expresión cultural por medio mundo. Han pasado de esa capitalidad antes y durante la pandemia. Lola Cazalilla ha tenido año y medio para programar y organizar este evento y no ha hecho absolutamente nada”.

“No quieren escuchar a nadie, solo ordenar y mandar a callar”

El presidente del GMPP remarcó que “se han cargado la programación cutlural primero, y ahora la participación de los protagonistas del Carnaval en la organización de su fiesta. Arrasan con todo sin el más mínimo miramiento. Si nosotros –que creamos por cierto el Patronato del Carnaval como modelo de gestión participativa- hubiéramos fulminado un órgano de representación de autores y protagonistas de la fiesta, los insultos no hubieran bajado de fascista. Y por supuesto es mentira que no funcionara: han tenido cinco años para adaptar todo aquello que fuera mejorable a las necesidades actuales, pero en lugar de eso se lo han cargado sin tener antes una alternativa de participación. Sin propuesta alguna y por supuesto a espaldas de la oposición que también formamos parte de la Corporación y a los que por supuesto también nos quiere callar”.

Juancho Ortiz recordó por último que no es solo el Patronato del Carnaval el que ha desaparecido, “sino las Mesas de Cultura que supuestamente debían servir como orientación a la gestión municipal en esta área”. No quieren escuchar a nadie, solo ordenar y mandar a callar. La jugada estaba más que meditada; anulo las mesas de cultura de participación, anulo el Patronato donde están las voces críticas y ahora unifico Cultura y Fiestas para quitar recursos humanos y económicos a dos expresiones culturales que son de máxima importancia en una ciudad como Cádiz, y quien quiera criticarlo que lo haga desde fuera. Luego no quieren que le digamos que son unos caciques”.

trekantmedia banner

 

 

Portal de Cádiz Social