PP Cádiz

opinion javierquinones granteatrofalla

Va turra. Está claro que en el COAC hace falta una limpieza de arriba abajo. No hace falta que venga yo y lo diga en un artículo. Pero una limpieza de verdad, de las que duran más que una legislatura. Sin buscar ni dar explicaciones, que tampoco va a costar mucho después de tantas chapuzas tras otra. Sin ayudas de asociaciones. Sin ayudas ni consultas de ‘lobbies’ de prensa. Sin intereses cruzados. Un Carnaval justo, digno, respetable y, sobre todo, donde haya un infierno fronterizo más allá de las coplas al que enviar a todos los que buscan protagonismo en nombre de la fiesta más grande de los gaditanos. Y, por favor, transparente. Sí se puede.

Son muchos los problemas que a lo largo de este Concurso han aparecido y que, a base de parches, algunos se han intentado arreglar, pero otros siguen flotando en el aire esperando a que la patata caliente le explote en las manos a otra persona u organismo. Al que venga. La pesadez de unas eternas preliminares, la bochornosa polémica con Canal Sur, una cuarta sesión de semifinales que no dejó contento a los aficionados con el número de agrupaciones, movimiento de órdenes de actuaciones, el teatro vacío mientras actuaba algún coro, todos los que no han salido a la luz y, por supuesto, las puntuaciones. El eterno dilema. Vamos a intentar arreglar este último punto, nunca mejor dicho, y ya arreglaremos el resto otro día si les parece.

Ya sé que mi opinión poco vale y que el poder reside en “los de siempre”, pero creo que la mejor manera de acabar con la polémica de las puntuaciones es aniquilar las puntuaciones. La solución es sencilla, y ya la dejó caer el compañero Juan Antonio Quiñones de 'Cádiz Noticias' hace dos años, aunque nadie le hizo caso. No finjan sorpresa. Para que en el Ayuntamiento de Cádiz tengan en cuenta la opinión de un periodista debe pertenecer a la Asociación de la Prensa. Bueno, o ser jefe de prensa del Ayuntamiento, claro. No, tranquilos, no digo que tengan poder en el COAC. Por favor. De eso podemos hablar en otro momento. Procedo a explicar lo que debería ser el sistema de puntuaciones bajo mi punto de vista. Vamos allá.

Para esta opción de puntuar sería conveniente, que no obligatorio, aumentar el número de miembros del jurado. Luego les explicaré por qué, vayamos a la esencia de la propuesta. Cada miembro, al finalizar cada sesión, ordenará las agrupaciones de cada modalidad por sensaciones y gustos generales. Se acabó el mover puntos, presuntamente, en pasodobles u otras piezas. Cartas sobre la mesa y bocarriba. La condición principal es que, a lo largo de la fase, el orden que establezcan entre una agrupación y otra no podrá ser alterada. Veámoslo con un ejemplo:

En la primera sesión de preliminares (mismo), los tres miembros de este ficticio jurado de chirigotas votan así:

Jurado 1:
- Una chirigota con clase
- Los pofesionales

Jurado 2:
- Una chirigota con clase
- Los pofesionales

Jurado 3:
- Los pofesionales
- Una chirigota clase

En la segunda sesión, cantan dos chirigotas más, y al acabar tienen que incluirlas en el orden anterior, pero sin cambiar el orden de las mismas:

Jurado 1:
- Una chirigota con clase
- Los Juancojones
- Los pofesionales
- Los puretas del Caribe

Jurado 2:
- Una chirigota con clase
- Los pofesionales
- Los Juancojones
- Los Puretas del Caribe

Jurado 3:
- Los Juancojones
- Los pofesionales
- Los puretas del Caribe
- Una chirigota con clase

Ahora supongamos que estas son todas las agrupaciones que hay en el Concurso, así que solo habría que repartir puntos de mayor a menor dependiendo del número total de agrupaciones. En este caso, como hay cuatro chirigotas, pues se reparten 4, 3, 2 y 1 puntos. Se suman las tres clasificaciones con alguno de los miles de programas informáticos que existen para esta utilidad si no se quiere sacar la calculadora y sale el ‘ranking’ general:

Total:
9. Una chirigota con clase
9. Los Juancojones
8. Los pofesionales
4. Los Puretas del Caribe

Vaya, parece que ha habido un empate, que es uno de los problemas que puede acarrear este sistema. Pero no pasa nada, volvamos unas líneas más arriba. Aumentar el número de miembros del jurado provocaría un mayor reparto de puntos y sería más improbable que existiera empate alguno, pero por si eso no es suficiente, este sistema permitiría debatir a los miembros del jurado sin ningún tipo de pudor. Siempre será un número impar de miembros, por lo que en este caso tendrían que debatir entre ellos si el primer premio es para ‘Una chirigota con clase’ o ‘Los Juancojones’. A mí me resultaría difícil elegir, yo el premio se la daría a los dos, pero menos mal que no soy un miembro del siempre en la diana jurado del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas. Larga vida a la chirigota del Love, por cierto.

Con este sistema, en la que no se reduce el criterio a puntuaciones irrisorias, se dejaría claro desde el principio que las sensaciones generales marcarán el concurso. Como colofón, propondría que el jurado argumentara en una rueda de prensa, una vez acabado el Concurso, por qué alguna agrupación ha superado a otra. Supuestamente, está capacitado para ello. Argumentar, que no excusar. Convirtamos el Carnaval de Cádiz también en una fiesta de la transparencia.

aytodecadiz playas2019 digital v001 portaldecadiz robapaginas 300x300px

trekantmedia banner

Portal de Cádiz Social