kik4544

Un acto corto y sencillo y unas ideas muy claras: sí a la libertad, no a la intolerancia y al odio. Así se resume el acto institucional que se ha celebrado en la Diputación, presidido por la diputada de Igualdad, Carmen Collado, y con presencia de representantes de colectivos, activistas y autoridades, que se han sumado a un mensaje de normalización de la diversidad y de defensa de la libertad sexual como un derecho básico, uno más de los recogidos en la Convención Internacional de Derechos Humanos.

Este principio es uno de los pilares que sostiene la declaración institucional de la Federación Española de Municipios y Provincias, y al que ha dado lectura Carmen Collado en nombre de la Diputación, que se suma a la misma con motivo de la celebración de los logros y reivindicaciones del colectivo LGTBI de este 28 de junio.

Tras la lectura del manifiesto, dos históricos defensores de los derechos LGTBI han puesto colofón al acto, en concreto el vicepresidente de la Asociación Delta, Joaquín Gómez, y la activista Manolita Chen, que han argumentado, en base a sus experiencias en primera persona la necesidad de seguir celebrando cada año el ‘Día internacional de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales’.

El objetivo del manifiesto lo ha resumido Carmen Collado en una frase: “Seguir luchando para que todas las personas tengan las mismos derechos, y no se les discrimine, ni se les odie, ni se les ataque, ni tengan ningún tipo de rechazo por ningún tipo de motivo. Y mucho menos por el motivo más grande y hermoso que tenemos los seres humanos, que es el amor”.

La preocupación por la proliferación de discursos de odio también ha tenido su espacio en la declaración “por los múltiples casos documentados internacionalmente que ponen de manifiesto, aún hoy, la criminalización en algunos países de la homosexualidad y transexualidad, privación de derechos y discriminación legal, así como la impunidad de estos crímenes”, ha dado lectura la diputada de Igualdad.

“Este día nos recuerda la importancia de seguir construyendo sociedades más tolerantes que convivan en diversidad y promuevan el cumplimiento de los derechos vulnerados de las personas LGTBI. Esta es una jornada para seguir movilizándose por una sociedad diversa y respetuosa con las diversidades de género, capaz de erradicar el odio y las discriminaciones; para seguir profundizando en la democracia y sus derechos”, reza el manifiesto.

 

Testimonios de Joaquín Gómez y Manolita Chen

Las dificultades que han de sufrir muchas personas por no poder vivir en libertad su sexualidad han tenido espacio en el discurso pronunciado por Joaquín Gómez, concepto que ha esgrimido para defender la necesidad de seguir celebrando el 28-J: “Qué pena que para amar haya todavía que salir de un armario. Qué pena de las persona que estamos dejando en el camino porque todavía no tienen los recursos necesarios para poder enfrentarse a algo tan bonito como es el amor, la expresión máxima del ser humano y de una sociedad civilizada”, ha afirmado Gómez. Por ello se ha mostrado partidario de que esta conmemoración “sea esa fiesta de la felicidad, de la igualdad, de la diversidad, de la alegría, porque eso es lo que estamos aportando a este mundo”.

También Manolita Chen ha valorado la importancia de la libertad afectiva sexual, ha recordado las represalias que ha tenido que vivir durante toda su vida para luchar por la defensa de derechos y libertades y ha animado a seguir trabajando para que nada empañe la verdadera naturaleza humana, que no la define ni el género, ni el sexo, sino la libertad de poder expresarse tal y como cada uno es: “Vamos hacia adelante siempre, sin avergonzarnos, sin agachar la cabeza para nada, sea cada uno lo que quiera, siempre que se respete a las personas”, ha afirmado en un emotivo y personal discurso.