Agentes de la Policía Nacional pertenecientes al Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaria de San Fernando han finalizado la investigación en la que fue detenido un Técnico de Laboratorio adscrito a la Facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz por delitos de corrupción de menores y contra la intimidad. El detenido poseía miles fotografías y videos de contenido pedófilo en su ordenador y otros dispositivos de almacenamiento de archivos, apareciendo en los mismos, menores con un marcado carácter sexual.

Los agentes comenzaron la investigación hace más de tres meses a raíz de una información remitida por la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Comisaría General de Policía Judicial. Realizaron todas las gestiones para averiguar que persona estaba haciendo uso de la dirección IP en la fecha y hora exacta en la que se efectuaron las descargas de pornografía infantil. Fruto de las gestiones pudieron determinar la conexión entre las descargas y un domicilio en San Fernando, que tras una ardua labor de investigación lograron identificar a su morador .

Tras recabar suficientes pruebas solicitaron al Juzgado de Instrucción Número Dos de San Fernando mandamiento de entrada y registro en el domicilio.

Cuando los agentes llevaron a cabo la entrada y registro en su domicilio procedieron a la detención del presunto autor , hallando numerosas pruebas incriminatorias determinantes para imputarle un delito de corrupción de menores, en la modalidad de tenencia de archivos de pornografía infantil y también en la modalidad de elaboración de dicho contenido, ya que utilizaba a menores de edad con tal fin. Así mismo, durante el registro, se intervinieron multitud de tarjetas de memoria, discos duros, ordenadores, pendrives, tablet, teléfonos móviles.

El examen de los mismos, permitió a los agentes hallar algo inesperado y sorprendente, ya que , ademas de localizarse miles de fotografías y vídeos de pornografía de menores descargadas desde paginas web pedófilas pudo saberse que el detenido había realizado multitud de grabaciones de sus compañeros de trabajo sin su consentimiento. Grabaciones en las que eran captados en momentos íntimos, normalmente en el cuarto de baño de la Universidad de Cádiz y en las que quedaban al descubierto su partes íntimas. Dichas grabaciones, habían sido obtenidas mediante pequeños dispositivos de grabación que el detenidos había instalado desde hacía varios años y gracias a los cuáles había podido captar a cientos de víctimas en momentos de su esfera privada. Tales grabaciones, eran posteriormente trasladadas a los dispositivos de almacenamiento que le han sido intervenidos. No se quedaba ahí la conducta del detenido, ya que no sólo grababa a sus compañeros de trabajo y alumnos de la Facultad de Medicina, sino que también realizaba dichas acciones con personas su entorno familiar, a los cuáles igualmente, valiéndose de la relación de confianza con los mismos, les había colocado pequeños dispositivos de grabación en lugares de intimidad de sus domicilios, los cuáles le permitieron captar imágenes comprometidas de los mismos.

Una vez finalizaron las diligencias el detenido fue puesto a disposición Judicial que decretó su ingreso en prisión.

 

Portal de Cádiz Social