cultura patrimonio display 980x250 2


El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz ha mantenido este martes una reunión con el presidente de Cádiz Centro Comercial Abierto, Manuel Queiruga; la gerente de esta asociación de comerciantes, Beatriz Gandullo; y el gerente de la Asociación de Detallistas del Mercado (Asodemer), Francisco Álvarez; con el objetivo de conocer a fondo los problemas que los comerciantes están sufriendo en el centro de Cádiz y los obstáculos con los que se encuentran cada día por parte de la Administración local. En este sentido, la concejala de la formación naranja Carmen Fidalgo ha puesto encima de la mesa la necesidad de trabajar con los colectivos desde el diálogo y el consenso, algo que “el equipo de gobierno tiene muy olvidado y no entra en su modus operandi de trabajo”. Para Fidalgo, temas tan importantes como los problemas ocasionados por las nuevas zonas de estacionamiento regulado, las terrazas, las zonas de carga y descarga o los problemas burocráticos para abrir un establecimiento, entre otras cuestiones, “no se pueden solucionar ni trabajar a través del totalitarismo y las imposiciones porque, al final, todas estas acciones acaban perjudicando al comercio y la hostelería del casco antiguo, que son los verdaderos motores económicos del centro de la capital gaditana, que se están viendo ahogados ante las continuas trabas que se están poniendo a los visitantes para poder comprar y consumir en estos negocios”.

La concejala de Ciudadanos ha mostrado su apoyo a los representantes de estos colectivos de comerciantes ante la “política de imposición y totalitarismo” que el equipo de gobierno, y en concreto el concejal de Urbanismo y Movilidad, Martín Vila, “está teniendo día a día con estos comerciantes y pequeños empresarios”. Fidalgo ha hecho hincapié en que el señor Vila “no ha sido capaz de elaborar un plan integral de movilidad y ni siquiera tiene clara la idea de un modelo de ciudad, máxime cuando hoy hace una cosa y mañana hace la contrario, por lo que lo que un día es blanco, mañana es negro, y así no se puede gestionar una ciudad porque no se están teniendo en cuenta las consecuencias de las decisiones que se están tomando”.

En este sentido, la edil ha insistido en que “el consenso debe ser la principal herramienta para que se lleguen a acuerdos que puedan beneficiar a toda la ciudadanía, y no solo a unos colectivos determinados, que son los que le están marcando el camino al equipo de gobierno a costa de hacer un daño económico a la ciudad que puede ser irreparable, por lo que no se puede amparar en una falsa cordialidad que realmente no existe para justificar sus decisiones”. Con todo, Fidalgo ha sido clara a la hora de recalcar que “Martín Vila actúa de esta manera con el beneplácito, el visto bueno y la complicidad del alcalde de esta ciudad, que es la figura máxima de este Ayuntamiento y de todos los gaditanos”. “El señor González está permitiendo que Martín Vila llame clasistas a los hosteleros y comerciantes que cada día se levantan muy temprano para ponerse al frente de sus negocios mientras que este señor no para de ponerles palos en las ruedas”, ha aseverando, a lo que ha añadido que “es imposible que si el señor Vila no actuara bajo las órdenes o el visto bueno del señor González, el regidor municipal no le haya llamado ya al orden para desacreditarlo ante unas manifestaciones fuera de lugar y unas decisiones que solo están generando perjuicios a los negocios del centro de la ciudad, por lo cual le rogamos que no se esconda en su despacho y se posicione claramente para ver si este equipo de gobierno quiere favorecer la actividad económica en el centro de Cádiz o quiere condenarla al cierre”.

Por todo ello, Fidalgo le ha pedido al alcalde que “desautorice públicamente al concejal de Urbanismo y Movilidad y abra una vía de diálogo con los comerciantes, hosteleros y detallistas del Mercado para buscar una solución a los problemas que se están generando”. “Es muy fácil que cuando los negocios cierran lamentarse a través de las redes sociales para quedar bien buscando culpables externos, cuando es el propio Ayuntamiento el que debe facilitar a los pequeños empresarios que puedan desarrollar sus ideas bajo unas condiciones idóneas y con facilidades”. “El alcalde debe dejar de actuar de cara a la galería y demostrar que realmente quiere que la economía local vuelva a rebrotar. Pero, para ello, hay que ponerse a trabajar, dialogar y buscar un consenso, y no esconderse detrás de Martín Vila para que sea él quien se lleve los palos y las críticas”, ha finalizado

portal cadiz robapaginas 640x380

aytodecadiz luzdemar2021 portaldecadiz 300x300

Portal de Cádiz Social