La diputada por Cádiz en el Parlamento de Andalucía y secretaria de Organización, Araceli Maese, ha anunciado hoy que elevará una pregunta al Parlamento andaluz para exigir al Gobierno andaluz que garantice la continuidad del proceso de aprendizaje de bilingüismo en francés de los alumnos y alumnas del colegio Reyes Católicos. 

Tras el compromiso adquirido con la Flampa, Maese ha asegurado que presionarán al Ejecutivo andaluz con iniciativas parlamentarias al tiempo que se solidariza con los actos de protesta o movilizaciones que pueda llevar a cabo el centro escolar de la capital gaditana en defensa de los intereses de los alumnos y alumnas. 

A juicio de la parlamentaria, “no hay derecho a que tras nueve años realizando un esfuerzo por aprender el idioma francés ahora se trunque para muchos alumnos y alumnas, un 30 por ciento ni más ni menos, la posibilidad de seguir cursando el bilingüismo en el único Instituto que tiene ese programa de bilingüismo en francés implantando, así como los recursos humanos, técnicos y la tradición y experiencia del Drago que también cuenta”.

Por eso, cree la parlamentaria que “en lugar de debilitar nuestras fortalezas, el Gobierno andaluz debería consolidar un sistema que estaba dando muy buen resultado” y de hecho, pide a la Junta que “busque la manera para dar cumplimiento al Plan de Fomento del Bilingüismo que contempla el derecho a esa continuidad formativa de los alumnos en un idioma al que vienen dedicándose desde primaria”.

Por otro lado, en el contacto mantenido con la Flampa a raíz de este conflicto, la parlamentaria andaluza también ha podido compartir con ellos la preocupación por la implantación del pin parental. Maese teme que, pese más lo que diga el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, que lo que mantiene el consejero Imbroda y advierte de que “cualquier normativa que se acerque lo más mínimo al pin parental lo llevaremos a los tribunales para evitarlo”. La diputada andaluza lamenta que la hipoteca con la extrema derecha sea, entre otros muchos retrocesos para nuestra tierra, el veto parental y ha anunciado que presentarán una moción en los ayuntamientos y la Diputación contra esta decisión firmada blanco sobre negro que forma parte de la letra en negrita del pacto de la vergüenza en Andalucía.