Candelabros en la basura / Germán Garbarino

El investigador y promotor cultural Germán Garbarino ha denunciado a través de las redes sociales un nuevo atentado contra el patrimonio, tras haber sido arrojados tres candelabros de la Catedral de Cádiz en una cuba de obra situada en la calle Arquitecto Acero.

Son tres candelabros de madera estucadas con policromía de oro, en el que se observa el escudo de un obispo en uno de ellos.

El restaurador que se percató de ello llamó a la Policía Nacional, que acudió al lugar con tres coches patrullas e iniciar sobre el terreno la investigación: "Deciden ponerse en contacto con personal de la propia Seo Catedral. Se persona una responsable de la Seo Catedral y comienza un misterio digno de ser investigado por el propio Iker Jiménez".

Según relata Garbarino, siendo las 8:30 de la mañana de este miércoles, el responsable de la Seo Catedral comentó que "No, no son de la catedral", siendo contactado posteriormente el Deán de la Catedral y otras personas "tras un rato se persona un trabajador de la Catedral, algo nervioso, que informa que sí, que son de la Catedral, estamos de limpieza, se los iba a llevar el restaurador. Los teníamos dentro de la Catedral y alguien ha debido de entrar cogerlos de la Catedral y tirarlos aquí en la cuba.

Una situación cuanto menos con ciertas similitudes a las de la desaparición de los cuatro ángeles de la Roldana, denunciada por el conservador emérito del Museo de Cádiz, José Miguel Sánchez Peña.

 

 

trekantmedia banner

 

Portal de Cádiz Social