Juzgado de Menores de Cádiz / Trekant Media

El fiscal de la Audiencia Provincial de Cádiz Ángel Núñez, ha relatado uno de las anécdotas que recientemente ha sucedido en uno de los Juzgado de Menores de Cádiz.

Núñez publicó en su Facebook que, entre juicio y juicio comentan situaciones que suceden en los juicios, como algún caso de olvido de DNI en el lugar del crimen o el que ocupó inicialmente el mensaje del fiscal, en el que en un juicio por robo, el acusado fracturócon una tapa de alcantarilla un cristal de escaparate, hiriéndose y dejando en la caja registradora sangre que destaparon su ADN.

Entre curiosidades, Núñez explicó que "se me ocurrió decir que, a la vista de cómo están las cosas, cualquier día se le ocurrirá a alguien hacerse un 'selfie' en el momento del delito", lo que propició que el titular del Juzgado contara algo que sucedió hace poco.

Núñez relató que en el Juzgado de Menores se celebraba un juicio por uno de los delitos contra la propiedad y una vez concluyó la vista, los padres del menor acusado se acercaron al magistrado:

- Perdone, Señoría...
- Sí, díganme.
- Mire, era que sí podríamos hacernos una foto con usted y con el niño. Es que es su primer delito.

 Núñez concluía su relato: "Ignoro si finalmente el juez accedió a posar con los orgullosos padres de la joven promesa. Pero hay anécdotas que merecen inmediato ascenso a la categoría de signos de los tiempos".

trekantmedia banner

 

Portal de Cádiz Social