Calle Pintor Zuloaga de Cádiz / Trekant Media

La oleada de robos que tuvo lugar entre los meses de julio y agosto de 2018 se saldó con la detención de un vecino del barrio de extramuros, de 46 años de edad y con antecedentes penales por diez detenciones anteriores el pasado 14 de agosto.

Ahora cinco meses después el Juzgado de lo Penal número 5 de Cádiz ha condenado a esta persona a siete años y diez meses de prisión por dos atracos cometidos en el barrio de La Laguna, uno en una pastelería y otro a un vecino en su portal poco después de sacar dinero del banco. 

Según informa Diario de Cádiz, el atracador se apropió de 400 euros del establecimiento, exhibiendo un cuchillo de grandes dimensiones a la dependienta, y dos semanas después, el 1 de agosto, fue cuando atacó a un vecino en la calle Goya pidiéndole el dinero.

De igual modo, en otros atracos que se ha producido en la zona no se pudo acreditar la participación del detenido, por lo que tan solo ha sido condenado por estos dos sucesos. Por el de la pastelería le corresponde cuatro años y cuatro meses de prisión, mientras que al vecino le deberá devolver los 40 euros, sumando a esta condena la de tres años y medio de prisión.

Las pesquisas de los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial que procedieron a su detención se centraron en el barrio de La Laguna ya que desde el inicio de las investigaciones, por el modus operandi empleado y la zona de actuación tan localizada, se pensó acertadamente que el autor de los hechos podría ser un residente en el propio barrio donde ocurrieron los hechos, motivo por el cual se desplegó un dispositivo preventivo en la zona que ha culminado en la mañana del día 14 de agosto con la detención del sujeto en su domicilio de la Calle Pintor Zuloaga de Cádiz, interviniéndosele al mismo el cuchillo que utilizaba en los robos.

El auténtico carnaval son coplas, no copas

trekantmedia banner


 

Portal de Cádiz Social