José Blas Fernández / Trekant Media

El Grupo Municipal del Partido Popular, a través de su concejal José Blas Fernández, ha lamentado hoy que “al alcalde se le haya olvidado hoy explicarle al defensor del Pueblo por qué ha retirado las ayudas para el pago de la luz a dos mil familias gaditanas que, según viene diciendo hasta la saciedad, están pendiente ahora de la aprobación del Bono Eléctrico”.  Los populares han reiterado que, desde hace muchos años el Ayuntamiento –con el anterior gobierno- pagaba íntegramente las facturas de la luz de todas las familias que obtenían informe favorable de Servicios Sociales, y no solo los conceptos subvencionables como se hará con el bono.

Fernández ha manifestado hoy su disposición para explicarle al Defensor del Pueblo todos los detalles del bono eléctrico que ha omitido el alcalde en su cita: “lo primero que voy a explicarle es el acoso y las coacciones a las que me está sometiendo el alcalde y sus círculos para que incurra en un presunto delito. Llevan semanas acusándome públicamente en todos los ámbitos de ser quien va a dejar a dos mil familias sin ayudas para pagar la luz, cuando esas ayudas estaban en vigor hace pocos meses y si se han retirado el único responsable es él”.

Detalles que obvia el alcalde

Fernández enumeró una serie de detalles que “seguramente” no han sido tratados en su reunión con el Defensor del Pueblo. El bono eléctrico no fue aprobado tal y como era obligatorio por su carácter por una  mayoría cualificada del consejo (7 de 9 consejeros) sino por cinco de los nueve consejeros. A pesar de que los consejeros a propuesta del Grupo Popular sí votaron a favor del bono, los consejeros de Endesa no lo hicieron y pusieron sobre la mesa la “irregularidad” que suponía aprobar esta medida sin la mayoría requerida.

La segunda omisión intencionada del alcalde es que el en el último consejo de administración de Eléctrica se aprobó elevar consulta a la Dirección General de Tributos sobre la fórmula legal en la que se está planteando a la Fundación la aplicación del llamado bono social eléctrico, por lo que no depende de ninguna decisión de José Blas Fernández: “aún así el alcalde, su familia y sus círculos no cejan en coaccionarme públicamente para que incurra en lo que sería una irregularidad seguro y un posible delito, pero sobre todo llevan semanas haciendo política de la más miserable y ruin, utilizando a las personas sin recursos para sus propios intereses.

Un negocio y no un servicio

El concejal Fernández explicó que en el Consejo de Eléctrica quedó patente que había serias dudas de que la empresa pueda deducirse 1,7 millones de euros de los 2,4 que va a “donar” a la Fundación para la puesta en marcha del bono, y es este punto –entre otros- el que se quiere someter a consulta. El edil popular aclaró que “esta maniobra que plantea el alcalde es un puro negocio para la empresa que deja de sustentar en su economía las ayudas a los gaditanos para ahorrarse lo que puede desgravar por esas supuesta donación. Si el alcalde quiere que yo firme un documento en el que se le da visto bueno a una operación que no está nada clara legalmente es porque no se ha enterado de nada”.

Fernández concluyo indicando que “seguramente tampoco haya informado al Defensor del Pueblo que con el Bono la familia que lo solicita necesitará un permiso del propietario de la vivienda, cosa que antes no pasaba. O que estarán obligados a pasar por los talleres de su asesora en Diputación, y todo ello para que le paguen una parte de la factura y no su totalidad. El alcalde no se ha enterado que el que no tiene recursos para pagar la luz está en una situación límite”.

navidad cadiz

 
trekantmedia banner

 

Portal de Cádiz Social