Calle Goya / Google Maps

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cádiz a un hombre de 36 años de edad y vecino de la capital como presunto autor de un delito contra la salud pública. El detenido quedaba con los clientes a través de un aplicación de mensajería instantánea y tras detectar la presencia policial cambio de modus operandi para desplazarse en moto hasta la zona acordada para realizar la transacción .  La investigación realizada ha permitido desmantelar un punto de venta de drogas muy activo desde donde se distribuían  a otros puntos de la capital. 

A raíz de investigaciones propias, los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado tuvieron conocimiento de que un individuo se estaba dedicando de manera muy activa a la distribución de envoltorios de cocaína en su propio domicilio, ubicado en  la calle Goya en la barriada de la Laguna.

El investigado utilizaba una aplicación de mensajería instantánea como medio de comunicación para contactar con sus compradores. Una vez cerrada la compra, los clientes acudían a su domicilio donde se llevaba a cabo la transacción de las sustancias estupefacientes y se entrega del dinero acordado. Dicho contacto se hacia de la manera más discreta posible por lo que ni los propios vecinos del inmueble donde vivía el detenido llegaron en ningún momento a sospechar del mismo.

Durante el transcurso de las vigilancias y seguimientos a las que fue sometido por los investigadores se llegaron a interceptar tres compradores minutos después de abandonar la vivienda del detenido y a los que se les intervinieron diversos envoltorios de cocaína.

Tras ser interceptados los compradores, alguno de ellos avisó al investigado, el cual cambió de "modus operadi" y a partir de ese momento no permitió que nadie acudiese a su domicilio, siendo él quien se trasladaba al lugar acordado con sus compradores, utilizando para ello una motocicleta propiedad de su pareja.

Fruto de uno de los seguimientos, se localizó un trastero situado en una de la zona de ocio  cercana al Paseo Marítimo, donde el sospechoso guardaba tanto la sustancia estupefaciente como los utensilios necesarios para su manipulación.

Así pues, tras recabar todas las pruebas incriminatorias  se procedió a su detención cuando salía de su domicilio y se dirigía a coger su motocicleta en un garaje cercano.

En el registro realizado en el trastero que tenia alquilado y se intervinieron un total de 69,810 gramos de cocaína, una balanza de precisión, utensilios para la manipulación de dicha sustancia estupefaciente (tijeras, mechero para sellar al fuego los envoltorios, recortes de plástico, etc.). Así mismo se intervinieron  un total de 450 euros en billetes de 50 euros y diversas anotaciones contables con nombres y cantidades deudoras de numerosos compradores.

Una vez finalizado el atestado policial, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en la ciudad de  Cádiz, cuyo titular  a raíz de  las evidencias aportadas por los investigadores, decretó su ingreso en prisión.

FIT Cádiz
 
trekantmedia banner

 

Portal de Cádiz Social